Polìtica

Luis Majul: «A Cristina Kirchner no le importa nada, ni siquiera que Alberto Fernández cumpla el mandato completo»


Luis Majul: «A Cristina Kirchner no le importa nada, ni siquiera que Alberto Fernández cumpla el mandato completo» – LA NACION

A continuación, sus principales conceptos:

  • A la vicepresidenta parece no importarle nada. Ni siquiera que Alberto Fernández no cumpla con los cuatro años de mandato. De otra manera, no lo estaría esmerilando, cada momento, un poquito más.
  • Al Presidente sí parecería que le importa la preservación del sistema: por eso viene poniendo toda su energía en evitar un conflicto que pueda hacer explotar por los aires al Frente de Todos y al Gobierno también. ¿Cuánto puede durar este precario equilibrio?

  • Que a Cristina no le importa nada, es en realidad, una manera de decir. A ella le importa que, después de hacer desaparecer las causas de corrupción que la incriminan, le levanten una estatua, virtual o real.
  • Le importa que paguen las cuentas pendientes quienes nos atrevimos a contar la verdad: fiscales, jueces, dirigentes políticos, dueños de medios y periodistas, con nombre y apellido. Su intento de desplazar a 38 jueces que la investigan aparece en la tapa de hoy de Clarín. Y es solo un botón de muestra.

  • A ella también le importa, por supuesto, el lugar donde puede quedar parada, en el hipotético caso de que el presidente, agotado, tire la toalla y ponga en evidencia que no puede seguir gobernando en estas condiciones.

  • Poco permeable a la autocrítica, más cerca de la megalomanía que de la realidad, es probable que la vice esté oyendo los cantos de sirena de quienes la siguen tratando como si fuera inmortal.
  • Es factible que, lejos de sopesar el estropicio que provocaría una ruptura, Cristina se autoperciba, como la nueva salvadora de la maltrecha Argentina. Y de últimas lo podría intentar, está primera en la sucesión presidencial.

  • Pobre de ella, si ese fuera su análisis. Pobre de todos nosotros. Podemos repasar una y mil veces lo que sucedió en las últimas horas. Nada fue bueno: la vice le envió a su presidente un triple mensaje de belicoso. Lo hizo con su elogio a la nota de un periodista de Página 12, quien criticó la convocatoria oficial de empresarios en los festejos del 9 de julio.
  • Lo hizo convalidando la carta de Hebe de Bonafini en la que advirtió «así nos vamos a pique» y lo volvió a hacer a través de la vergonzosa clase de relaciones internacionales que el analfabeto político de Víctor Hugo Morales pretendió darle al mismo Alberto Fernández.

  • El Presidente, por su parte, osciló entre su deseo de complacerla para evitar que rompa todo y el instinto de supervivencia que lo lleva a ponerle límites. Su deseo de complacerla le está costando demasiado caro. Acaba de borrar con el codo lo que escribió con la mano sobre el Memorándum de Entendimiento con Irán. Pasó de «plan presidencial de encubrimiento» a «intento de destrabar el problema que existía con los acusados». Es decir: con los terroristas que siguen prófugos de la Justicia.
  • Lo que acaba de hacer Alberto Fernández no solo es muy nocivo para él mismo, también es muy malo para la salud mental de todos los argentinos, ya demasiado maltratada por los efectos del Covid-19. La palabra de un presidente, en Argentina, tiene casi fuerza de ley. No puede andar diciendo cualquier cosa. Comunicar es, quizá el aspecto más importante del arte de gobernar.
  • Si un día Fernández dice una cosa y al otro día, la contraria, lo que terminará haciendo, además de devaluar su palabra es rompiendo el contrato social. Pero además, nos terminará «enloqueciendo todavía más» con sus interminables idas y vueltas.

  • A Lacalle Pou lo entrevistaron, esta semana, tres periodistas argentinos. Es notable la coherencia de su discurso. También parece evidente que, en sus primeros cinco meses de gestión, está haciendo mucho de lo que prometió en la campaña. Lo sé porque tuve que estudiar para entrevistar este reportaje. Además me produce una sana envidia las decisiones que tomó Uruguay con respecto a la pandemia. Aún sabiendo que la demografía y las características de la Argentina son incomparables. Las decisiones de Lacalle Pou explican los números de aprobación. Son superiores, incluso, a los que tuvo su antecesor José Pepe Mujica en sus años de esplendor.
  • Pero no es necesario «cruzar el charco» para hacer las comparaciones mínimas. Comparemos, por ejemplo, la gestión sanitaria de la Ciudad de Buenos Aires con la de la Nación, o la de la Provincia. Enseguida vamos a hablar con Diego Santilli. A vos te puede caer peor o mejor, Santilli, Horacio Rodríguez Larreta e incluso el ministro de Salud, Fernán Quirós. Sin embargo tienen un discurso coherente. No dicen un día una cosa y al otro día la contraria. No mienten. O por lo menos, todavía no los descubrimos mintiendo de manera flagrante.
  • No todo es relativo. Entre la mentira y la verdad hay diferencias insalvables. La mentira sirve para justificar la corrupción, el enriquecimiento ilícito, el fraude, la prepotencia y el apriete. Lo de Pablo Moyano contra Mercado Libre no es reclamo legítimo, es apriete. No persigue el bien de los trabajadores, sino la acumulación de poder y de dinero para el clan Moyano.
  • De eso nos vamos a ocupar después de hablar con Santilli, Lacalle Pou y luego de presentarte mi segundo comentario titulado: «Fuerte mensaje de la justicia contra Cristina y Tailhade y a favor de la libertad de expresión». Contiene una información de último momento. Un fiscal, en un fallo ejemplar, acaba de imputar al diputado violento y machista Rodolfo Tailhade y a dos personas más por amenazas en mi contra.
  • Se trata de un fallo muy relevante. Podría sentar precedentes para condenar a los ataques a periodistas en el ejercicio de nuestro oficio. En el fallo que irá a la justicia penal, incluso está mencionada Cristina Fernández y los videos amenazantes que publicó contra Jorge Lanata, Alfredo Leuco, Nicolás Wiñazki y también contra nosotros.
  • También vamos a intentar explicarte por qué nosotros, junto con unos poquísimos colegas, estamos en la mira de apretadores como Moyano. Por ahora te voy a dar una sola pista, porque somos únicos que los venimos desenmascarando de manera continua e integral.
  • Desde que publicamos como pasó de tener 40 mil a 200 mil afiliados, hasta el detalle de cómo funciona el «guitaducto del clan Moyano», pasando por la evolución de las causas que incluyen los siguientes delitos: fraude con los troqueles de medicamentos oncológicos, administración fraudulenta de la obra social, defraudación al club Independiente, lavado de dinero en la compra de propiedades, enriquecimiento ilícito y la pretensión de quedarse con OCA, el correo privado, junto a Cristóbal López, dueño de C5N, canal de la venganza.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.


Related posts

Coronavirus. Conferencia de prensa en Olivos: ¿quiénes usaron barbijo?

admin

Se suman indicios que contradicen la confesión como arrepentido de Ernesto Clarens, el financista de los Kirchner

admin

Retenciones: la oposición fracasó en su intento de suprimir el tope del 33% a los derechos de exportación

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad