Polìtica

Los intendentes del PJ lanzan una ofensiva contra Edesur y piden quitarle la concesión



Fernando Gray, de Esteban Echeverría, pidió quitarle la concesión; se suma a los reclamos de Insaurralde y Mayra Mendoza por los reiterados cortes de luz Crédito: Prensa Esteban Echeverría

A través de diferentes voces, el kirchnerismo elevó el tono de sus críticas contra Edesur y puso sobre la mesa la posibilidad de quitarle la concesión a la prestadora de servicio eléctrico.

Si bien hace algunas semanas que intendentes del PJ de distritos del conurbano bonaerense cuestionan a la compañía por los reiterados cortes de luz, el jefe comunal de Esteban Echeverría, Fernando Gray, fue quien pidió hoy quitarle la concesión del servicio.

«Tenemos tres o cuatro barrios por día sin luz. Venimos reclamando durante años que no tenemos ninguna respuesta ni ninguna inversión. Por eso pedimos la revocación de la concesión y que a Edesur le saquen el servicio», expresó Gray en declaraciones a radio El Destape.

En la misma línea opinó la intententa de Quilmes, Mayra Mendoza. «Venimos sufriendo cortes de energía desde el primer día de frío fuerte. En plena pandemia, cuando necesitamos quedarnos en casa, esto es insostenible. Toda la ganancia extraordinaria que tuvo Edesur no fue a inversión», dijo la funcionaria.


Mayra Mendoza fue una de las impulsoras de los reclamos contra la prestadora de energía
Mayra Mendoza fue una de las impulsoras de los reclamos contra la prestadora de energía Crédito: Prensa Quilmes

Después del planteo de Mendoza, la empresa envió una carta a siete municipios bonaerenses con su postura. Fue el 9 de julio pasado. «Reiteramos que el adecuado funcionamiento de la prestación del servicio de distribución de electricidad en estos lugares depende de algunas precondiciones necesarias, que caen bajo la responsabilidad de su Municipio. Es propicio entender la situación en su totalidad, ya que, si bien interrupciones en el suministro se manifiestan por la falla de un equipamiento, los orígenes de la afectación responden a distintos factores», respondió Edesur mediante su gerente general Gianluca Palumbo.

Y agregó: «Es vital resaltar la importancia de realizar un adecuado equilibrio de cargas, asegurando el mantenimiento de las instalaciones internas y de las redes emplazadas en los barrios populares abastecidos bajo el sistema de boca de expendio. Entendiendo que esta actividad recae bajo la responsabilidad del municipio, el no realizarla afecta directamente el servicio prestado, derivando en cortes de suministro en los períodos de máxima demanda».

En diálogo con LA NACION, voceros de la empresa desmintieron la versión de los intendentes del PJ y aseguraron que el servicio mejoró en los últimos años. «Hemos cumplido y cumplimos con el contrato de concesión. Hemos sobrecumplido las exigencias de calidad de servicio que impuso la revisión tarifaria integral. La empresa invirtió más de 700 millones de dólares desde 2017 a la fecha. Tuvo una mejora en la calidad del servicio con una baja en la cantidad de cortes del 40%: de 32 horas y media promedio de corte anual por cliente estamos en 19 horas. Nosotros hablamos con datos que son públicos y que el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) audita permanentemente», señalaron desde Edesur.

La compañía agregó que la empresa «expone diariamente a más de 500 personas para mantener el servicio» en medio de la pandemia y aclaró que la semana pasada, cuando hubo un pico de consumo, «menos del 1% de los clientes tuvo el servicio afectado».

También el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, aseguró en una reunión con el titular del ENRE que estaba «cansado de la falta de respeto» de la empresa a los vecinos.

De ese encuentro también participó el subsecretario de Energía de la provincia de Buenos Aires, Gastón Ghioni, que mostró el apoyo del gobernador Axel Kicillof a los reclamos de los intendentes. «Acompañamos el reclamo ante los reiterados cortes de servicio en los municipios, situación que planteamos ante las autoridades de @OficialEdesur esta semana», escribió la semana pasada Kicillof en Twitter.

El Defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino, en tanto, ratificó hoy las críticas a la prestadora eléctrica y reclamó al ENRE que tome medidas. «Se acabaron las instancias, no han querido poner los recursos en obras y el servicio es muy malo», sostuvo en diálogo a Radio Con Vos. «Esperemos que el ENRE tome una decisión ejemplar que ordene a esta concesionaria y a otras concesionarias con servicios que también deja mucho que desear», agregó.

Además de los cortes en el servicio, la deficiencia en el servicio de la empresa no es reciente. El ENRE, por caso, multó a Edesur a principios de mes por 168 millones de pesos por deficiencias en la atención comercial a usuarios que tuvieron lugar en 2017.

En este contexto, en medio del a pandemia de coronavirus el Gobierno dispuso que no podrá haber aumentos a los servicios de luz y gas hasta fin de año.

Según dispuso el presidente Alberto Fernández por decreto, «la emergencia sanitaria y el ‘aislamiento social, preventivo y obligatorio’ han imposibilitado el desarrollo de los procesos de renegociación de la revisión tarifaria vigente -ya sea esta integral o de carácter extraordinario- de los servicios públicos de electricidad y gas natural».

ADEMÁS



Related posts

Encuestas. Amplio rechazo a las excarcelaciones por el coronavirus y poca confianza en la Justicia

admin

Coronavirus: el Gobierno se concentra en las dos ciudades donde quedan más argentinos varados

admin

Mauricio Macri se toma un descanso, «prescindente» de la coyuntura política

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad