Polìtica

La Casa Rosada y un mensaje para Sergio Massa: el Gobierno quiere que Martín Guzmán sea el único interlocutor con los bonistas



Massa conoce a los fondos, pero el Gobierno presenta a Guzmán como único interlocutor Fuente: LA NACION

«Alberto lo dijo claramente: el único interlocutor para negociar la deuda fue, es y será Martín Guzmán y el mérito es de él». El mensaje que sale de Olivos -y que se hace eco de lo que ayer manifestó el Presidente tras acordar con los grupos de bonistas más grandes- tiene dos objetivos. Hacia afuera, fortalecer al ministro de cara a las tratativas que restan con los acreedores hasta el 24 de agosto. Hacia adentro, desestimar las versiones que trascendieron sobre el papel de mediador del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

Alberto Fernández nunca quiso habilitar a los bonistas una terminal distinta a la del Palacio de Hacienda y tampoco quiere hacerlo ahora, cuando se dio el paso más importante de la reestructuración pero aún quedan por ajustar aspectos jurídicos de los contratos y lograr la adhesión de bonistas minoristas.

Massa, que tiene una red de relaciones de larga data con los fondos de inversión de Wall Street y con los inversores locales, tampoco quiere aparecer desalineado con la estrategia presidencial. «Si los bonistas lo buscaron porque lo conocen, él jugó alineado con Guzmán, nunca abrió una diagonal», dijeron hoy en su entorno.

El titular de Diputados, como publicó LA NACION, fue mencionado como uno de los facilitadores que acercó posiciones con BlackRock, el fondo más duro de la negociación, junto con el exCEO de YPF Miguel Galuccio. Pero cerca del Presidente le dieron todo el crédito al Ministro de Hacienda. «La deuda la negoció Guzmán. Desde el primer día y únicamente», repitió hoy un alto funcionario de la Casa Rosada a este medio.

Mensajes

«Estamos avanzando en un acuerdo con una quita impresionante, más de 30.000 millones de dólares, gracias al trabajo de todo el equipo de Gobierno», dijo ayer Massa en el Congreso cuando, sin que estuviera organizado, fue el primero en ponerle la cara al acuerdo que se selló con los bonistas en la madrugada del martes.

En Olivos no estaban al tanto de que Massa hablaría frente a las cámaras en Pasos Perdidos. En ese momento, Fernández estaba reunido con Guzmán, con el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, y otros colaboradores, como el secretario de la Presidencia, Julio Vitobello; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, y el secretario de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi.


El ministro Martín Guzmán y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa
El ministro Martín Guzmán y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa Crédito: Frente de Todos

Cerca de Massa argumentaron que el titular de la Cámara baja muchas veces tiene intercambios con los periodistas antes de las reuniones de labor parlamentario, y que el micrófono y el corralito para la prensa siempre están dispuestos allí, en el Salón de los Pasos Perdidos. La diferencia es que ayer había mucho más interés que en otras sesiones, porque el acuerdo con los bonistas estaba muy fresco y porque estaba previsto tratar en el recinto dos proyectos económicos claves para el Gobierno y que luego se aprobarían por amplia mayoría: la reestructuración de la deuda bajo legislación local y la ampliación del gasto presupuestario. Esa expectativa hizo que Massa apareciera en buena parte de los canales de noticias dando el primer mensaje post acuerdo.

De todas formas, hoy en Olivos no quisieron polemizar por los desajustes en la comunicación, un día después de que el Presidente aprovechó el buen clima del acuerdo con los bonistas para consolidar el frente político interno, con un mensaje de unidad que transmitió vía WhatsApp a su gabinete.

El saldo que dejó el acuerdo con los bonistas y los pasos a seguir podrán ser tema de conversación en la próxima comida de la mesa política que suele reunir una vez por semana a Fernández, Cafiero; el ministro del Interior, «Wado» De Pedro; el titular del bloque del Frente de Todos en Diputados, Máximo Kirchner, y el propio Massa. El encuentro suele ser los martes al mediodía, pero por la agitada agenda, ayer no se hizo.

El paquete de reconstrucción económica que anunció Fernández -cuyo contenido aún no se conoce en detalle- tendrá un capítulo en los proyectos de ley que el Gobierno enviará al Congreso. Especialmente el proyecto de ley de presupuesto 2021 que se discutirá junto con una reforma tributaria. Hubo proyectos, como los que se votaron ayer, aprobados por amplia mayoría, pero otros, más espinosos, tuvieron los votos justos. De cara a lo que se viene, Massa y la Casa Rosada tendrán que sincronizar todos sus movimientos.

ADEMÁS

Related posts

Impulsan en el Consejo de la Magistratura un plan que le daría más poder a Ricardo Lorenzetti

admin

«Acá no hay jueces de la servilleta», dijo la ministra Marcela Losardo al defender la reforma judicial en el Senado

admin

Alberto Fernández propuso la modificación de la ley de emergencia para pequeños productores

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad