Polìtica

La agencia de espías hace caja en medio de la pandemia: sumó $600 millones por venta de inmuebles



El ingreso de dinero se conoció recientemente a través del decreto que le otorgó poderes especiales al jefe de Gabinete; el monto surge de la venta de seis propiedades que había impulsado la gestión anterior

En medio de un escenario monopolizado por la pandemia del

coronavirus

,

la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) engrosó su billetera con 600 millones de pesos.

La suma estaba incluida en el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 457/2020, que le otorgó

al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero,

«superpoderes» presupuestarios para manejar los recursos públicos.

El DNU dispuso la incorporación al presupuesto de la exSIDE, que lidera la interventora Cristina Caamaño, de los fondos provenientes de venta de seis inmuebles -entre ellos, según pudo saber

LA NACION,

la denominada

Base Billinghurst, en Palermo, por 9.400.000 dólares; otro sobre la avenida Figueroa Alcorta y otro sobre la avenida Corrientes

– realizadas por la gestión del macrista

Gustavo Arribas.

Las operaciones, que

se realizaron entre 2017 y 2019, fueron por 12.099.000 dólares,

que quedaron bajó el control de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), que cobró una importante comisión del 30 por ciento que se destina al Tesoro Nacional. Es decir que a la AFI llegaron 8.469.300 dólares, que se convirtieron en los 600 millones de pesos.

Según explicaron fuentes del organismo de inteligencia,

el dinero quedó «bloqueado» en una partida especial y se utilizará «exclusivamente para bienes de capital»,

como refacciones de edificios o compra de inmuebles.

«Entre 2017 y 2019 la gestión anterior vendió seis propiedades, todo lo que pudieron vender. No pudieron vender este edificio [la sede central de la calle 25 de Mayo] porque queda frente a la Casa Rosada. Esas propiedades fueron vendidas a 12 millones de dólares y por suerte no pudieron gastarlos», dijo Caamaño a Infobae hace una semana.

Arribas, el titular de la AFI, decidió vender algunas propiedades que no se utilizaban. Su idea era recurrir a ese dinero para equipar el campus donde tenía planeado mudar a la agencia, en Villa Martelli. El proyecto quedó sepultado con la derrota electoral de

Mauricio Macri

.


Gustavo Arribas, el macrista que estuvo a cargo de la AFI durante la gestión de Cambiemos
Gustavo Arribas, el macrista que estuvo a cargo de la AFI durante la gestión de Cambiemos Fuente: Archivo – Crédito: Soledad Aznarez

Los 600 millones que recibió Caamaño, a la que se le vence el mandato como interventora en un mes, aunque todo parece indicar que el Presidente firmará una extensión por seis meses más, se suman al presupuesto de 2100 millones de pesos que administra.

Poco más de la mitad de esa plata eran destinados para gastos reservados, que a partir de la gestión de Caamaño se transparentarán. La iniciativa que impulsa la titular de la AFI es publicar en qué se utiliza ese dinero en la página de presupuesto abierto del Ministerio de Economía.

Related posts

Los audios que involucran a Mohsen Rabbani con el atentado a la AMIA

admin

Coronavirus: el Gobierno prorrogó hasta el 10 de mayo el cierre de fronteras y el ingreso de extranjeros al país

admin

Continúa el paro de la UTA en Resistencia

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad