Polìtica

El carnavalito de Juan Manuel Abal Medina



Fuente: Archivo

La espera se hizo larga el sábado por la tarde, en Moreno, en un acto de respaldo político al expresidente boliviano Evo Morales. Convocado para las 14, comenzó un par de horas después de lo previsto. El encuentro fue de largo aliento y, para amenizar la espera, por el escenario armado en el galpón de una cooperativa frutihortícola desfilaron agrupaciones musicales y de baile típicas.

Algunos referentes kirchneristas que se acercaron para apoyar a Morales observaban sentados en sus lugares de primera fila los distintos números, pero el ritmo pegadizo hizo lo suyo y los llevó a levantarse de sus sillas. Fue el caso, por ejemplo, del exjefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina, quien mostró sus dotes de bailarín al prenderse en una ronda que protagonizaba uno de los cuerpos de baile invitados al acto, al ritmo de un carnavalito que en su estribillo rezaba «Cada día somos más». Tras un fuerte aplauso y con una amplia sonrisa, volvió a su asiento para seguir esperando las palabras de Morales ante la comunidad boliviana que lo acompañó en Moreno.

«Es cuestión de tiempo, pronto volveremos a Bolivia. Devolveremos la dignidad al pueblo boliviano», desafió Morales tras los carnavalitos y el apoyo de dirigentes y diputados kirchneristas.

El pacto social nació con tensiones

La primera reunión oficial del Consejo Económico y Social, que integran miembros del Estado, empresarios y sindicalistas, terminó el jueves con algunas tensiones. Nada que ver con lo que se había reflejado en la previa, cuando Héctor Daer, jefe de la CGT, y Miguel Acevedo, titular de la UIA, respaldaron juntos las negociaciones con el FMI. La buena sintonía se alteró cuando se habló sobre el aumento de los precios. Algunos empresarios se sintieron señalados y se fueron con bronca y en silencio.

Llamó la atención su presencia, el martes pasado, en la Casa Rosada y luego de ver al ministro del Interior, Eduardo de Pedro. Eduardo Buzzi, extitular de la Federación Agraria, se mostró «reconciliado» con el kirchnerismo y hasta se ofreció como «mediador» entre el Gobierno y la Mesa de Enlace, que está nuevamente en guardia. Más allá de esa gestión, Buzzi contó que está «ayudando» en el club Central Córdoba, equipo de fútbol de Rosario del que es dirigente uno de sus hijos.

ADEMÁS

Related posts

Coronavirus en la Argentina: la oposición propone correcciones al protocolo de Cristina Kirchner para las sesiones virtuales

admin

La oposición criticó la falta de propuestas de Axel Kicillof y defendió la gestión de María Eugenia Vidal

admin

Caso Nisman. Diego Lagomarsino: «La pericia de Gendarmería es un absurdo»

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad