Polìtica

Coronavirus: la Ciudad define si vuelve a endurecer la cuarentena



Por segundo día consecutivo, padres y madres aprovecharon las salidas recreativas para pasear con sus hijos Crédito: Fabián Marelli

El movimiento ascendente de la

curva de contagios,

sobre todo en geriátricos y villas, el comportamiento social y el uso del transporte público serán los factores que

Horacio Rodríguez Larreta

y su equipo de

gobierno porteño

analizarán, entre el miércoles y el viernes, para decidir la continuidad o no en la ciudad de las medidas de

flexibilización de la cuarentena.

El alarmante aumento de casos registrados en el

Barrio 31

(donde ayer hubo una muerte) y la

villa 1-11-14,

más el parador de Retiro, y los «picos» que se vienen produciendo con cada contagio masivo en un geriátrico aceleraron la tasa de duplicación. Es un índice clave para el gobierno de la ciudad. Cuando comenzó la «reapertura progresiva», los casos se duplicaban en 25 días. «Hoy la tasa de duplicación está en 15 días, si el viernes vemos que bajamos a 10, habrá que cerrar todo otra vez», reconoció a

LA NACION

una autoridad cercana al jefe de gobierno porteño.

La difícil decisión, afirman cerca del jefe de gobierno, deberá tomarse sobre el filo del vencimiento de la nueva prórroga de la cuarentena, que vence el domingo. La fecha coincide con el pronóstico del ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, y otros infectólogos consultados, quienes prevén la llegada del pico de contagios para fines de este mes o principios de junio.

«Siempre dijimos que había una altísima posibilidad de volver para atrás con la apertura. Y como los casos van a aumentar sí o sí en las próximas semanas, no descartamos volver para atrás si hay muchos contagios, la gente no cumple con las reglas o se producen muchas aglomeraciones en el transporte público», analizaron desde el gobierno porteño.


Horacio Rodríguez Larreta
Horacio Rodríguez Larreta Crédito: GCBA

En cuanto al acatamiento de la cuarentena, en la Ciudad creen que no hay margen para un «desborde», ya que -analizan- la evaluación de la reapertura de muchos comercios y las salidas recreativas «es muy positiva, se cumplieron las medidas de prevención, hubo más movimiento, pero nadie sale sin barbijo, se cumple la distancia social y casi nadie abre un local que no está autorizado», afirmaron. Y en lo relacionado con el transporte, los números de la semana que pasó no alarmaron al gobierno porteño. Según cifras del Ministerio de Transporte nacional, poco más de un millón de personas utilizaron en promedio los subtes, colectivos y trenes de la zona metropolitana, un 23 por ciento de los 4,5 millones de un día normal anterior a la pandemia. «El miércoles o jueves compartiremos lo que vemos con la Nación y la provincia, ahí decidiremos en conjunto», afirmaron cerca de Rodríguez Larreta.

La decisión tiene como contexto una creciente controversia entre el peronismo de la provincia y el gobierno porteño. En reserva, en la Ciudad acusan a la administración bonaerense y al kirchnerismo de hacer «uso político» de los contagios en las villas. Y argumentan que aparecen más casos en la ciudad porque hacen más testeos y que el gobierno de Axel Kicillof «rechazó usar el plan Detectar, de la Nación», que permitió multiplicar los testeos. Ayer, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, fue más allá: mostró en redes un mapa con la ciudad de Buenos Aires en rojo y escribió: «Queda claro en este mapa dónde está el mayor riesgo de irradiación del coronavirus».

La relación «de trabajo» de Larreta con el presidente Alberto Fernández y Kicillof limita la respuesta a las acusaciones de «desidia», surgidas de intendentes kirchneristas del conurbano y referentes cercanos al Gobierno luego de conocida ayer la muerte de Ramona Medina, referente del barrio 31.

«Lamento el fallecimiento de Ramona, gran referente social. Su muerte muestra la vulnerabilidad de los barrios populares frente a la pandemia. También es lamentable los que hacen politiquería con su muerte. Hoy es la 31, mañana puede ser en cualquiera de los 1656 asentamientos de la provincia», escribió el diputado provincial Daniel Lipovetzky (Pro), cercano a Vidal y una de las pocas voces que se alzaron para defender la gestión porteña.

ADEMÁS

Related posts

Marcelo D’Alessio quedó cerca de convertirse en arrepentido

admin

Negociadores: el equipo de Wado De Pedro para prevenir conflictos

admin

Alfredo Coto: «El Presidente nos pidió que tratemos de frenar los aumentos por seis meses»

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad