Polìtica

Coronavirus en la Argentina: desconcierto de gobernadores por el anuncio de prohibir reuniones sociales



En las provincias esperan ver el decreto para saber si afecta también los encuentros familiares y el funcionamiento del sector gastronómico Fuente: LA NACION – Crédito: Marcelo Aguilar

CÓRDOBA.- Una vez más, los gobernadores se enteraron por los medios de comunicación de una medida que tomará el Presidente. Carla Vizzotti, secretaria de Acceso a la Salud, anunció que a partir de este lunes y hasta el 16 de agosto estarán prohibidas las reuniones sociales en todo el territorio nacional.

«¿Reuniones sociales o familiares? ¿O las dos?», repreguntaron los voceros de varias provincias ante la consulta de LA NACION sobre qué camino seguirán ante el decreto que se publicará este lunes.

«En el DNU de mañana se van a suspender y restringir las reuniones sociales en todo el territorio nacional para que allí donde hay brote se pueda controlar y donde no hay brote, pero sí hay circulación, podamos minimizar la posibilidad de tenerlo», dijo Vizzotti.

En las provincias se preguntan si la funcionaria equiparó los encuentros familiares a los de amigos. En el primer caso, la mitad de las jurisdicciones tienen habilitada esa posibilidad al menos una vez a la semana con un máximo de diez asistentes; mientras que las reuniones en bares o restaurantes pueden ser de hasta seis miembros, no atados por lazos familiares. Si se prohíben las reuniones sociales, ¿implica cerrar el sector gastronómico por dos semanas? ¿O se debe limitar más la cantidad de gente por mesa? Otras preguntas que dejó el anuncio.


En las provincias dudan sobre el impacto del nuevo decreto en el sector gastronómico
En las provincias dudan sobre el impacto del nuevo decreto en el sector gastronómico Fuente: LA NACION – Crédito: Marcelo Aguilar

Las fiestas o reuniones clandestinas son focos de brotes en todos lados y el mayor problema es cómo controlarlas. Una prohibición por decreto, coincidieron las fuentes consultadas, no las reducirá porque cuando se hacen ya rompen la normativa prevista. Desde hace unos tres meses, Nación resolvió que fueran los gobernadores los encargados de decidir habilitaciones y permisos -siguiendo determinados parámetros- en función de la heterogeneidad del mapa de casos.

Juan Manzur, gobernador tucumano, adelantó que adherirá en un todo a la decisión de Nación, aun cuando falten precisiones. El salteño Gustavo Sáenz mantendrá hasta el 9 de este mes el esquema que ya existe: reuniones familiares solo los domingos, hasta las 22 y con hasta diez personas; y locales gastronómicos, con reserva previa, hasta las 22.

«Estamos esperando ver el DNU -dijo una fuente de San Juan de la administración de Sergio Uñac-. Este lunes tendremos precisiones si se da potestad a los gobernadores para terminar de definir. San Juan tiene una realidad distinta al resto del país, así que esperamos para definir».

Fuentes del gabinete de Gustavo Bordet en Entre Ríos indicaron que se mantendrá el permiso de encuentros familiares de hasta 10 personas y advirtieron que el concepto está diferenciado del «social» porque el nexo epidemiológico es más fácil de seguir en ese grupo, mientras que en el social es más complejo de rastrear si hay un contagio.

En Córdoba, el gobernador Juan Schiaretti y su equipo esperarán a ver publicado el decreto nacional para definir. «No está claro el concepto», apuntaron. El viernes, en el anuncio de la cuarentena para Buenos Aires y CABA, Alberto Fernández remarcó el aumento de casos positivos de coronavirus en Santa Fe, Córdoba y Mendoza luego de flexibilizarse la cuarentena en esas provincias. En Córdoba, donde hay brotes se retrocede a fase 1 pero sin extender esa medida al resto del territorio.

En el ranking de incidencia de casos positivos de Covid-19 cada 100.000 habitantes, esos distritos están en los puestos 17, 14 y 15, respectivamente. El mendocino Rodolfo Suárez ayer se reunió con intendentes y, para frenar el crecimiento de la curva de contagios, podría anunciar un paso atrás en las reuniones familiares y los encuentros en bares. Este lunes vence la actual etapa de distanciamiento social.

Tanto en Mendoza, como en Córdoba y Santa Fe la curva de contagios se da en un contexto de nueva normalidad, con prácticamente todas las actividades -menos los espectáculos y reuniones masivas- funcionando. «Las decisiones las estamos tomando en base a los datos de Mendoza, y no a las apreciaciones inexactas que el Presidente presentó sobre nuestra provincia en su conferencia de prensa», indicó Suárez.

En Santa Fe, donde hay brotes, también se decide un retroceso de fase. «Seguramente en pueblos donde no hay casos no se volverá hacia atrás. En Rosario y Gran Rosario ya las reuniones familiares se cancelaron hace unos días. Habrá que ver qué dice el decreto nacional», confió una fuente cercana a Omar Perotti.

Jujuy regresó a la etapa 1 de la cuarentena, por lo que cualquier cambio no la afectará. La decisión de aislamiento estricto ya lo dispuso el gobernador Gerardo Morales ante el aumento de contagios en el distrito. En Santiago del Estero indicaron que esperan a conocer el texto del decreto y la duda es qué pasará con bares y restaurantes, que están autorizados de 8 a 24 en la provincia. «Hasta ahora se viene manejando todo esto desde la Provincia», aclararon.

ADEMÁS

Related posts

«Hay que aguantar». Lo que podemos aprender de dos torreros que viven aislados en el Faro del Fin del Mundo

admin

La ruta del dinero k: el tribunal hace una prueba para reiniciar el juicio mientras decide si Lázaro Báez deja la cárcel

admin

Dura reacción de la Iglesia por el protocolo sobre el aborto

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad