Polìtica

Cómo trabaja el consejo asesor que reúne a funcionarios e intelectuales



Ricardo Forster Fuente: Archivo

Olmos y Leunda se dedican a negociaciones políticas; Forster, Barrancos, Grimson y Nicolini, a proyectos conceptuales

La creación del
Consejo de Asesores fue una de las primeras medidas del Presidente. El 19 de diciembre, poco después de asumir,
Alberto Fernández convocó a una reunión de presentación con los seis miembros en la Casa Rosada. Desde entonces, el Consejo no volvió a reunirse con el mandatario.

El título de la institución es informal y no figura en las designaciones oficiales. En los papeles, sus miembros son asesores, nombrados como tales. Unos tienen sueldos por sus roles y se dedican principalmente a las negociaciones políticas; otros colaboran
ad honorem y sus participaciones se irán delineando. Su dinámica también tiene un perfil informal. Las reuniones y temáticas no estarán pautadas de antemano, sino que se plantearán «sobre la marcha, según vaya definiendo la agenda», informaron desde la Casa Rosada.

A la cabeza está el operador porteño, muy cercano al Presidente, J
uan Manuel Olmos, jefe de Gabinete de Asesores, con rango de ministro. Lo sigue el abogado, exmiembro del Grupo Indalo,
Julián Leunda, designado asesor, con jerarquía de secretario. Y luego los intelectuales del espacio: el antropólogo
Alejandro Grimson; la investigadora del Conicet y referente feminista
Dora Barrancos; el filósofo y exmiembro de Carta Abierta
Ricardo Forster, y la politóloga
Cecilia Nicolini, que serán subsecretarios.

Olmos, Leunda y Grimson -quien también será titular del programa Argentina Futura, la continuación de Argentina 2030- tienen despacho en la Rosada. Barrancos, Forster y Nicolini, designados como asesores, asistirán a la Casa Rosada a reuniones específicas cuando así lo disponga el Presidente. Barrancos y Grimson fueron nombrados
ad honorem, según figura en el Boletín Oficial.

Olmos y Leunda son los más activos. Encargados de seguir las órdenes y ejecutar los deseos de Fernández, sus despachos en la Casa Rosada quedaron ubicados a metros del Presidente. Desde allí aceitan las negociaciones y diálogos con los referentes de la oposición, en paralelo al Ministerio del Interior, que conduce el camporista Eduardo de Pedro. Su objetivo es ampliar la base política del Gobierno, clave para las negociaciones por temas económicos para atravesar la crisis «con las calles tranquilas».

Así, ya recibieron al intendente opositor de 3 de Febrero, Diego Valenzuela (Pro), quien luego se transformó en el anfitrión de la primera visita de Fernández a un distrito bonaerense; al jefe comunal de Lanús, Néstor Grindetti (Pro), y al exintendente de Córdoba Ramón Mestre (UCR). Aunque no hay diálogo con el macrismo «duro», encabezado por líderes como la diputada nacional Elisa Carrió, el diputado nacional Mario Negri o el intendente de Vicente López, Jorge Macri.

Fuera de las negociaciones políticas, Grimson, quien conoce a Fernández desde que fue convocado para participar del Grupo Callao en 2018, pero no está afiliado al PJ ni integraba una agrupación política, trabajará sobre propuestas para superar la polarización. Y, a través del programa Argentina Futura, propondrá al Presidente conceptos y proyectos «fuera de la coyuntura» que están en proceso de creación.

Barrancos, que fue directora del Conicet hasta su renuncia, el año pasado, con críticas al entonces presidente Mauricio Macri, estará volcada a temas relacionados con el feminismo -el aborto está en el centro de la escena- y la tarea científica en general.

Mientras que el perfil de Forster, referente del kirchnerismo duro, se está definiendo. En el Gobierno aseguran que su presencia en el Consejo no fue un pedido de la vicepresidenta Cristina Kirchner, como planteaban algunas versiones, sino que fue convocado por Fernández. «El hecho de que esté sigue la lógica de unidad del resto del Gobierno, empezando por la fórmula presidencial», dijo una fuente, en alusión a la distribución de cargos entre Fernández y Kirchner en los ministerios.

Por ahora el Consejo proyecta ideas. Una de ellas es trabajar en conceptos simbólicos y plantear medidas que proyecten una imagen del Presidente descontracturada, cercana a la ciudadanía, pero también austera, mientras el Gobierno impulsa un ajuste económico. De sus charlas, por ejemplo, surgió la idea de utilizar el concepto de «solidaridad» para nombrar la ley de emergencia económica. Y el principal proyecto, hoy, es realizar una muestra de arte abierta al público en la quinta presidencial. Se denominaría «Olivos Federal».

En la Casa Rosada aseguran que tendrán una reunión la semana próxima.

Entre la política y las ideas

Quiénes son los integrantes del Consejo de Asesores y qué rol tiene cada uno

  • Juan Manuel Olmos, jefe de gabinete de asesores. Conoce a Fernández desde hace 20 años. Se dedica a la política y la Justicia
  • Julián Leunda, asesor. Es un exmiembro del Grupo Indalo. Es el lugarteniente de Olmos en la rosca política
  • Alejandro Grimson, antropólogo. Trabaja para superar la polarización y en el programa Argentina Futura.
  • Dora Barrancos, investigadora Conicet. Abocada al feminismo -el aborto en el centro de la escena- y a la tarea científica.
  • Ricardo Forster, filósofo y ensayista. Exmiembro de Carta Abierta, referente kirchnerista. Su labor no está definida aún.
  • Cecilia Nicolini, politóloga. Coordinadora del Grupo Puebla; trabaja con el colectivo Hablemos de Ideas.

ADEMÁS

Related posts

El Gobierno afirma que la oposición está detrás del paro del campo

admin

Memorándum con Irán. Cristina Kirchner habló de «Lawfare al palo»

admin

Luego de denuncias cruzadas y reclamos por deudas, IOMA cortó vínculo con una entidad médica que atiende a 300.000 platenses

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad