Polìtica

Alberto Fernández se comprometió con los movimientos sociales a potenciar los planes laborales para la pospandemia



Alberto Fernández aludió al programa Potenciar Trabajo Crédito: Youtube

Alberto Fernández renovó su compromiso con los movimientos sociales que fueron parte de la sustentación política que le permitió llegar al Gobierno. En el acto de San Cayetano con las organizaciones sociales de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), el Presidente reconoció que la pandemia trastocó los programas para los sectores populares que había planteado en la campaña electoral y prometió, a modo de definición política, incluirlos «en la Argentina que se viene».

Fernández, en tanto, dio indicios del camino que podría tomar el Gobierno con los beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) una vez superado el coronavirus. Insinuó que una herramienta podría ser el Plan Potenciar Trabajo un ingreso base de $8500 pesos que como contraprestación obliga a la terminalidad educativa o a brindar cuatro horas de trabajo en cinco sectores: construcción, textil, producción de alimentos, cuidado de personas y reciclado.

El equipo económico viene estudiando intensamente qué instrumento reemplazará al IFE en la pospandemia. Hoy, el Plan Potenciar trabajo tiene un padrón de 580.000, producto de la fusión de los programas Hacemos Futuro y Salario Social Complementario. Los beneficiarios de IFE, en cambio, son 9 millones, aunque en el Gobierno estiman que, de ese universo, habrá 3 millones que tendrán mayor dificultad para reinsertarse en el mundo laboral.

Es así que una de las alternativas que Fernández dejó sobre la mesa es la posibilidad de ampliar el Potenciar Trabajo para que los beneficiarios del IFE puedan «integrarse al proceso productivo». Según pudo reconstruir LA NACION, el llamado «salario universal» sin contraprestación laboral, en cambio, hoy perdió fuerza en el menú que analiza el Gobierno para el día después del coronavirus.

«El IFE dejó en evidencia que el Estado desatendió a un 20% de argentinos, 9 millones de personas que el Estado no registraba. Llegamos a ellos y ahora nos preocupa que tengan un futuro y puedan integrarse al proceso productivo. Por eso hemos pensado el plan Potenciar Trabajo, que pretende sumar en cooperativas de trabajo a muchos compañeros de las organizaciones sociales que están necesitando encontrar un trabajo, en eso estamos», dijo Fernández.

Tal como anticipó LA NACION, Cristina Kirchner se involucró en el rediseño de los programas sociales e inauguró diálogos con distintos trabajadores barriales para avanzar en un nuevo esquema.

El acto

Fernández se conectó por videoconferencia con los referentes de los movimientos sociales que organizaron un acto por San Cayetano,a cuatro años de la masiva marcha de Liniers a Plaza de Mayo bajo la consigna «Tierra, techo y trabajo» en la que confluyeron la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Barrios de Pie. Desde entonces se consolidaron como el «triunvirato cayetano».

Tras la asunción de Fernández, los «cayetanos» cristalizaron un proyecto sindical y dieron lugar a la Unión de Trabajadores de la Economía Popular» (UTEP). Esas organizaciones mantienen una buena relación con la administración de Fernández. De hecho, hay referentes de esas organizaciones sociales que se integraron al Gobierno y ocupan cargos en el Ministerio de Desarrollo Social, cartera que ayer, de todos modos, no participó de forma institucional del acto.


Fernández renovó su compromiso con los movimientos sociales.
Fernández renovó su compromiso con los movimientos sociales.

Ayer, el secretario general de la UTEP, Esteban «El Gringo» Castro, pidió «más derechos» para los sectores populares, mientras que el diputado nacional Juan Carlos Alderete, coordinador de la CCC, dijo: «Nuestro Presidente nos tiene en cuenta desde el primer momento. Tenemos que poner nuestro potencial de trabajo para la reconstrucción de la pospandemia».

Fernández le manifestó a las organizaciones sociales que «no se puede vivir en el capitalismo del descarte». «Necesitamos incluir a todos, no podemos vivir en el capitalismo del descarte donde un grupo vive bien y otro grupo padece», dijo en un discurso en el que mencionó al Papa Francisco y recordó diálogos que tuvo con Juan Grabois y Emilio Pérsico.

«Queremos consolidar ese objetivo que nos fijamos el primer día. He llegado al Gobierno de la mano de ustedes y sé el compromiso que tengo con ustedes», dijo, en un reconocimiento a las promesas de campaña que aún no pudo implementar.

«En los tiempos que se vienen deben tener un lugar en la Argentina. Tiene que haber un capítulo de la economía popular», dijo Fernández. Y refrendó: «Sepan que soy el Presidente de ustedes y no olvido el deber que tengo para con ustedes».

ADEMÁS

Related posts

Suspenderán por 180 días la actualización de las jubilaciones

admin

Hasta que el silencio aturda al Presidente

admin

«Gordo Mortero»: qué dijo Patricia Bullrich sobre la detención de Sebastián Romero

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad