Polìtica

Alberto Fernández escenificó su alianza con Capitanich en su primer viaje al interior



El Presidente eligió al gobernador de Chaco para mostrarse en el interior Crédito: Presidencia

Encabezó una entrega de viviendas junto al gobernador de Chaco, al que asistió con $2000 millones; crítica a Rodríguez Larreta

«Estoy muy feliz de que mi primera salida al interior sea en Chaco. Estoy acá para reparar las injusticias cometidas», gritó, micrófono, en mano, el presidente
Alberto Fernández, mientras el gobernador de
Chaco,
Jorge Capitanich, lo aplaudía de manera efusiva.

Con una visita de cuatro horas, que incluyó la inauguración de 25 viviendas y recorridas por un puerto en el este provincial, el Presidente escenificó ayer un fuerte apoyo a Capitanich, uno de sus principales aliados a nivel nacional. El dirigente local comenzó hace un mes su tercer mandato como gobernador, en una provincia envuelta en una grave crisis financiera y social que la Casa Rosada ha tratado de paliar desde el 10 de diciembre.

Un rato después de lo previsto, el Presidente llegó a la localidad de Leonesa, a 70 kilómetros de Resistencia y cerca de la frontera con Formosa. Participó, junto al gobernador y acompañado por su ministro del Interior, Eduardo de Pedro, entre otros, de la inauguración, recorrida y entrega de viviendas.

La recorrida continuó al mediodía, con una visita a la empresa Teko, una planta productora de pacú arrocero. Y hubo un paso por el puerto Las Palmas, además de una última recorrida por la productora de esa variedad de pescado, característico de la región.

«Estoy cansado de esa Argentina desigual. Quiero vivir en un país en el que todos tengan el derecho de tener dónde dormir», dijo el Presidente en el acto de entrega de viviendas, títulos que los beneficiarios recibían sin disimular su emoción, en esa pequeña localidad de 13.000 habitantes.

«Nadie puede sentirse bien sabiendo que hay un 40% de argentinos sumidos en el pozo de la pobreza. Sé que a los que están mejor les duele que les pida más esfuerzo, pero todo ese dolor será saldado cuando veamos que en la Argentina no hay hambre», afirmó Fernández.

Y fustigó sin metáforas al macrismo, que gobierna la ciudad de Buenos Aires desde 2007, al reiterar: «Vengo de una ciudad rica y opulenta, donde cada noche 7000 personas buscan un lugar donde dormir», afirmó, en una declaración que no sorprendió a los funcionarios de Horacio Rodríguez Larreta, alertas ante una eventual embestida.

Por qué en Chaco

La llegada de Fernández a Chaco no fue, por cierto, una decisión aislada. El lunes, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, llegó a la provincia para presentar, con Capitanich a su lado, el plan de tarjeta alimentaria en el interior del país. En la provincia, según anunció el ministro, se repartirán más de 66.000 tarjetas a través del Nuevo Banco de Chaco, una inyección de consumo en productos de la canasta básica que beneficiará a buena parte de la población local. «Trabajamos con la Nación en tres dimensiones: las políticas sociales: la inclusión social, la promoción humana y la redistribución de ingresos», había expresado Capitanich anteayer.

También hace dos días Chaco fue la provincia más beneficiada de las cinco administraciones que recibieron anticipos financieros por parte del gobierno nacional, que le adjudicó $2000 millones, luego de distintas gestiones ante funcionarios y organismos oficiales. Fue el doble de lo que recibió el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, ahogado en deudas y compromisos impagos, y que Juan Manzur, el gobernador de Tucumán que también goza de un vínculo privilegiado con el Presidente.

Y la ayuda a Capitanich no fue solo económica: Fernández dispuso días atrás que Domingo Peppo, el gobernador y rival interno hasta el 10 de diciembre, fuera designado embajador en Paraguay, con lo que su principal preocupación partidaria quedó por el momento desactivada. «Sabemos que con usted la Argentina se pone de pie, el Chaco se pone de pie», se enfervorizó el gobernador, al hablar en la entrega de viviendas.

Un dirigente cercano a Capitanich recordó el inicio del extenso vínculo que une al exjefe de Gabinete de Cristina Kirchner con Fernández. En los comienzos del gobierno de Néstor Kirchner, el entonces jefe de gabinete «jugaba en tándem» con Capitanich, que estaba al frente de la Comisión de Presupuesto del Senado y viabilizaba los proyectos del Poder Ejecutivo. Más de quince años después y con el vínculo consolidado, Fernández eligió a su antiguo aliado para iniciar la serie de visitas al interior.

ADEMÁS

Related posts

El oficialismo estudia nuevos cambios al megaproyecto de emergencia

admin

Entre Berni y Frederic: el patrullaje caliente de las fuerzas nacionales en el conurbano

admin

Se afianza la protesta piquetera: hay más de 5000 por año

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad