Polìtica

A un mes del crimen de Gutiérrez: el móvil económico es la hipótesis más fuerte en la causa por el asesinato del exsecretario de los Kirchner



La causa por el crimen de Fabián Gutiérrez tiene tres detenidos, que están acusados de homicidio agravado

EL CALAFATE.- El móvil económico es, a un mes de su muerte, la hipótesis más firme del crimen de Fabián Gutiérrez, el exsecretario privado de los Kirchner, de 46 años, que fue asesinado de una forma atroz.

Su caso fue el más trágico de los sufridos por íntimos del entorno de la familia Kirchner, que fueron golpeados y secuestrados para obtener de ellos una supuesta fortuna.

Para el abogado Sandro Levin, uno de los querellantes en representación de la familia de Gutiérrez, no hay duda que el crimen tuvo un móvil económico y que el exsecretario sufrió golpes y torturas que responden a esa búsqueda desenfrenada de dinero. «El cuerpo presenta lesiones múltiples, marcas de que fue asfixiado por ahorcamiento, cinco heridas en el cuello y precintos en la mano. Lo sentaron en algún lugar para interrogarlo», afirmó Levin en diálogo con LA NACION.

Parte del móvil económico se funda en declaraciones de por lo menos tres testigos que tienen que ver con un negocio reciente de Gutiérrez. Según esas declaraciones, dos semanas antes del asesinato, Gutiérrez estuvo en un cumpleaños con amigos. Esa noche, cuando uno de sus amigos se llevó su camioneta por unos minutos sin avisarle, el exsecretario se preocupó y pidió que su amigo regresara, porque en la parte de atrás del vehículo tenía 30.000 dólares en efectivo, producto de una venta.

Estos testimonios, concretados ante el juez Carlos Narvarte y la fiscal Natalia Mercado, sobrina de Cristina Kirchner, refuerzan la hipótesis que quienes lo mataron buscaban dinero en efectivo. Sin embargo, ni siquiera los 90.000 dólares que declaró uno de los imputados haberle robado fueron encontrados hasta ahora. Por el crimen de Gutiérrez se encuentran imputados por el delito de homicidio agravado Facundo Zaeta (19 años), Facundo Gómez (20 años) y Pedro Monzón (18 años).


La Justicia hizo una reconstrucción del crimen y espera el resultado de las últimas medidas de prueba, como los estudios de ADN y el análisis de las cámaras de seguridad de la calle
La Justicia hizo una reconstrucción del crimen y espera el resultado de las últimas medidas de prueba, como los estudios de ADN y el análisis de las cámaras de seguridad de la calle

La querella pide una reconstrucción cinemática del hecho, a partir del resultado de la autopsia y de lo que van aportando los peritos forenses. Hasta aquí no creen en los dichos de Gómez y Monzón, que estuvieron presentes en la reconstrucción del crimen. «A Gutiérrez le pegaron dos personas de frente y una de atrás, no fue estrangulado con una venda como dicen los imputados, la herida corresponde a que fue ahorcado con un cable, por el tipo de corte que tiene en el cuello», dijo Levin.

Hasta aquí, los imputados aceptaron haber estado esa noche en Santiago Perkic 124, sin embargo, la investigación no descarta que pueda haber habido otros participantes, tanto en la planificación como en el encubrimiento del crimen. Una de las personas cuyo domicilio fue allanado había participado del cumpleaños en el que Gutiérrez comentó que tenía dólares en la camioneta.

Pruebas pendientes

Los investigadores esperan los resultados de medidas de prueba que no llegaron aún al expediente. Todavía no terminó el estudio sobre las huellas halladas esa noche en la casa ni están los resultados de ADN solicitados, y no está concluido el análisis de las imágenes de diferentes cámaras de seguridad que pueden haber registrado el recorrido que hicieron los procesados entre la escena del crimen y la cabaña donde finalmente fue enterrado el cuerpo. Entre las imágenes solicitadas se encuentran los registros de la casilla de seguridad ubicada frente a la casa de la vicepresidenta Cristina Kirchner, ubicada a 300 metros de la casa de Gutiérrez.

Según las declaraciones indagatorias, frente a esa casilla pasaron varias veces los imputados entre la noche del 2 de julio y la madrugada del 3 de julio, caminando y en la camioneta Amarok blanca, trasladando el cuerpo de Gutiérrez hasta la cabaña ubicada en la zona del Aeropuerto Viejo.

Como parte de las reconstrucciones realizadas hasta aquí, el juez Narvarte fue con Monzón hasta la cabaña donde fue hallado el cuerpo, en tanto que Zaeta no aceptó ser parte de la reconstrucción. Monzón es el joven que el sábado 4 de julio a la mañana indicó dónde habían dejado el cuerpo. Aquí se plantea uno de los principales interrogantes.


La investigación está a cargo del juez Carlos Narvarte y de la fiscal Natalia Mercado, sobrina de Cristina Kirchner, que fue cuestionada pero se la ratificó en la causa
La investigación está a cargo del juez Carlos Narvarte y de la fiscal Natalia Mercado, sobrina de Cristina Kirchner, que fue cuestionada pero se la ratificó en la causa Fuente: Archivo – Crédito: Horacio Córdoba / LA NACION

Monzón declaró que dejaron el cuerpo en el baño de la cabaña. Sin embargo, aparecería semienterrado 36 horas después en el fondo de la cabaña bajo un montículo de tierra. No está claro quién o quiénes enterraron el cuerpo en el lugar donde fue encontrado. «En principio es un tema a develar, dos personas fueron a las cabañas», detalló Narvarte ante la prensa y dejó abierta la posibilidad de la existencia de terceras personas, «o las mismas personas», quienes podrían haber cargado el cuerpo de Gutiérrez hasta el lugar donde fue semienterrado.

En los últimos días, la defensa de Facundo Zaeta encabezada por el abogado Carlos Telleldín, denunció que el iPhone de Gutiérrez no había llegado en condiciones a las pericias que debe hacer la Gendarmería Nacional en Buenos Aires, sin embargo el juez Narvarte aseguró que no le constaba esa información en el expediente. En tanto, ya hay tres presentaciones de parte de la querella ante el juez por filtración de información.

En las últimas horas, el nuevo brote de Covid-19 en la provincia impactó en la investigación porque el Tribunal Superior de Justicia determinó feria judicial extraordinaria en Río Gallegos y un asueto administrativo para esta semana en los tribunales de El Calafate, donde se instruye la causa, medidas motivadas por la aparición de casos en esta ciudad y un fuerte rebrote en Río Gallegos. El cierre del portal de ingreso a la ciudad complica la llegada de por lo menos cuatro abogados -de las defensas y las querellas-, que necesitan viajar para asistir a sus representados.

ADEMÁS

Related posts

Avanza en el Consejo el plan del kirchnerismo para revisar el traslado de diez jueces clave

admin

El autoritarismo sin poder – LA NACION

admin

Vicentin. Alberto Fernández choca con el muro que venía a derribar

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad