Mundo

Soplan vientos de rebelión desde el este de Alemania ante el confinamiento


Los agentes de policía se llevan a un manifestante durante una manifestación contra las restricciones establecidas para limitar la propagación de la pandemia de coronavirus el 23 de mayo de 2020 en Frankfurt Fuente: AFP

BERLÍN.-

La canciller Angela Merkel enfrenta el comienzo de una auténtica rebelión en el este de Alemania

, donde quieren levantar la mayoría de las medidas para contener la

pandemia de coronavirus

, a pesar de que persisten las inquietudes.

A partir del 6 de junio, tanto

la obligación de portar mascarilla como la de respetar la distancia física serán en parte eliminadas en Turingia

, un land (estado regional) poco afectado por la pandemia, con 1800 casos constatados y 152 muertes, de acuerdo a cifras oficiales.

Esta decisión local choca con el gobierno de Merkel, que tiene la intención de prolongar las medidas de distanciamiento social hasta el 5 de julio

, conforme a un protocolo al que la

AFP

tuvo acceso este lunes que será discutido durante esta semana con los 16 estados regionales.

«No digo que la gente comience a abrazarse o a quitarse las mascarillas para besarse», matizó Bodo Ramelow, dirigente de extrema izquierda en Turingia. Pero no es «lógico» mantener restricciones en tanto la mitad de los distritos de la región no han registrado ningún nuevo infectado durante las últimas tres semanas, afirmó.

No obstante, este land, uno de los de menor densidad de población del país, podría aplicar un

plan de reconfinamiento en caso de que en una semana alcanzara la cifra de 35 nuevos infectados cada 100.000 habitantes

.

Además, el uso de mascarillas podría continuar siendo obligatorio en los transportes públicos, aseguró este lunes un próximo a Ramelow, enfrentando las críticas.


Dos manifestantes con máscara facial sostienen un cartel que dice:
Dos manifestantes con máscara facial sostienen un cartel que dice: «Somos muchos, Berlín contra los nazis» durante una protesta de grupos de izquierda en Berlín por el confinamiento el 23 de mayo de 2020 Fuente: AFP

Nuevos focos

Turingia fue imitada este lunes por la vecina Sajonia, también poco damnificada por el coronavirus, con 205 muertes y unos 5000 casos registrados oficialmente.

Este anuncio de regreso a la normalidad fue recibido con frialdad en el resto de Alemania, preocupada por una

eventual segunda oleada de la pandemia

, que empañaría un balance bastante positivo en relación con otras naciones europeas,

al haber contenido la cifra de decesos por la pandemia en 8300

.

«Lo que hace (Ramelow) no es algo valiente sino estúpido»

, señaló con furia el diario conservador

Die Welt

. Este lunes de mañana por videoconferencia, los líderes de la CDU, partido de Merkel, denunciaron una «señal devastadora».

«En ningún caso hay que proyectar la impresión de que la pandemia ha terminado»,

advierte el ministro de Salud federal, Jens Spahn.

A pesar de que la tendencia general es que la pandemia remite, afirma que quedan «focos locales y regionales donde el coronavirus se propaga de nuevo rápidamente, lo que requiere una intervención inmediata».


Una mujer y agentes de policía con máscaras faciales se muestran frente a la sede del Banco Central Europeo (BCE) durante una manifestación contra las restricciones vigentes para limitar la propagación del coronavirus el 23 de mayo de 2020 en Frankfurt
Una mujer y agentes de policía con máscaras faciales se muestran frente a la sede del Banco Central Europeo (BCE) durante una manifestación contra las restricciones vigentes para limitar la propagación del coronavirus el 23 de mayo de 2020 en Frankfurt Fuente: AFP

En Frankfurt, unos 107 fieles de una iglesia bautista se han contagiado en los últimos días. En Leer, en el norte del país, 18 clientes de un restaurante se infectaron en cuanto reabrió, el 15 de mayo.

«Carrera» por el desconfinamiento

A pesar de bregar durante tres semanas por un desconfinamiento gradual,

las otras regiones alemanas tampoco ven con buenos ojos las iniciativas de Turingia y Sajonia

.

Al frente de Baviera, la región más golpeada por el coronavirus,

el conservador Markus Söder ve en este levantamiento total de las medidas restrictivas una «señal fatal»

.

«En Baviera, nos vimos particularmente afectados a causa de tener frontera con Austria. (…). No quiero que se infecte de nuevo como consecuencia de una política negligente llevada a cabo en Turingia», también fronteriza con su región, advierte Söder, convertido en una de las personalidades más populares en Alemania, y posible sucesor de Angela Merkel, en 2021.


Markus Söder, el conservador al frente de Baviera y posible sucesor de la canciller Angela Merkel
Markus Söder, el conservador al frente de Baviera y posible sucesor de la canciller Angela Merkel Fuente: AFP

Miembro de la coalición de gobierno, el Partido Socialdemócrata (SPD) teme que se entable

una «carrera» de desconfinamiento

entre las distintas regiones en pos de reactivar la economía en recesión, y restaurar las libertades públicas.

Turingia y Sajonia, donde la extrema derecha es potente, se arriesgan además, según el responsable de Salud del SPD, Karl Lauterbach, a «brindar la impresión de plegarse» a los manifestantes de las «Corona demos», que reúnen todas las semanas en toda Alemania a activistas de ultraizquierda, de la derecha identitaria y partidarios de las teorías del complot, opuestos a las restricciones.

Agencia AFP

ADEMÁS

Related posts

Coronavirus: un brote tiene en vilo a un portaviones de EE.UU. con 5000 marinos

admin

Trump se convierte en el primer presidente norteamericano en marchar en contra del aborto

admin

Jubilee: la perra siberiana bizca abandonada por su aspecto que consiguió hogar gracias a las redes

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad