Mundo

Revelan que la CIA espiaba las comunicaciones de 120 países, incluida la Argentina durante la guerra de Malvinas


Un fabricante de dispositivos suizos habría sido el facilitador de la agencia Crédito: DPA

GINEBRA (AP).- En un posible nuevo caso de
espionaje global, Suiza inició una
investigación ante
denuncias de que Crypto AG, un fabricante suizo de dispositivos de codificación, era una fachada de la CIA para espiar a más de cien gobiernos durante la época de la Guerra Fría. La Argentina está en la lista.

De acuerdo con un trabajo conjunto publicada ayer por la emisora alemana ZDF y el diario
The Washington Post, la
inteligencia de la
Alemania Occidental permitió al organismo de inteligencia de los Estados Unidos descifrar los códigos de los países que usaban sus productos.

Si bien los principales adversarios de Washington en la Guerra Fría, la Unión Soviética y China, nunca fueron clientes de Crypto, entre sus clientes estaban
Irán, India, Paquistán, juntas militares latinoamericanas (como la de la Argentina) y el Vaticano.

La investigación, basada en documentos de la CIA y la agencia de espionaje alemana BND, reveló que Crypto AG recaudaba millones de dólares para los dos servicios a la vez que les dio acceso a las comunicaciones codificadas de más de 120 países durante décadas.

¿Qué hacían las agencias con esta información? Controlaban casi todas las operaciones de la empresa a partir de los años de 1970 y así vigilaron a los líderes iraníes durante la crisis de los rehenes de 1979,
dieron información al Reino Unido sobre los militares argentinos durante la guerra de las Malvinas y escucharon a los funcionarios libios felicitarse por la bomba en el club nocturno berlinés La Belle, frecuentado por militares estadounidenses, en 1986.

Crypto, cuyos productos aún se utilizan en una decena de países, fue disuelta en 2018. Las dos empresas que compraron la mayor parte de sus activos dicen que no tienen conexiones con servicios de inteligencia.


Un fabricante de dispositivos suizos habría sido el facilitador de la agencia
Un fabricante de dispositivos suizos habría sido el facilitador de la agencia Fuente: Archivo

El caso argentino

«En 1982, la administración
Reagan aprovechó la dependencia de Argentina del equipo Crypto y
canalizó su inteligencia a Gran Bretaña durante la breve guerra de los dos países sobre las Islas Malvinas«, publica el diario estadounidense, que además asegura que el historial de la CIA no proporciona ningún detalle sobre qué tipo de información se pasó a Londres.

«Los documentos generalmente discuten la inteligencia obtenida de la operación en términos generales y proporcionan pocas ideas sobre cómo se utilizó», agrega.

Desde la Argentina se dieron cuenta de lo que algo no había funcionado bien y sospecharon del equipo de Crypto. Sin embargo,
en ese entonces un enviado de la empresa, que se presume colaborador de la CIA, Kjell-Ove Widman, un profesor de matemáticas y especialista en criptología, vino al país y aseguró que el CAG 500 de Crypto era «inviolable» y que probablemente el dispositivo que los había dejado al descubierto había sido un dispositivo anticuado de codificación de voz que la Argentina estaba usando.

En América Latina
también habrían sido espiados Brasil, Chile, Colombia, Honduras, México, Nicaragua, Perú Uruguay y Venezuela.


Revelan que la CIA espiaba las comunicaciones de 120 países, incluida la Argentina durante la guerra de Malvinas
Revelan que la CIA espiaba las comunicaciones de 120 países, incluida la Argentina durante la guerra de Malvinas Crédito: Captura

ADEMÁS

Related posts

Coronavirus: alerta en Italia por la «movida» nocturna que podría disparar la curva de contagio

admin

Waco: la secta del «mesías pecador» que desató una brutal masacre con 76 víctimas

admin

Distensión: Trump y Biden hablaron por teléfono sobre la crisis por el coronavirus

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad