Mundo

El «efecto sardinas» le puso un límite al avance de Salvini en Italia


El PD retenía Emilia Romagna, que el ultraderechista había calificado como «la madre de todas las batallas»; victoria en Calabria Fuente: Reuters

ROMA.- Gracias al efecto «sardinas» que determinó una gran afluencia a las urnas, la centroizquierda logró frenar ayer el avance de la centroderecha liderada por Matteo Salvini en las elecciones regionales de Emilia Romagna, un test electoral clave ya que podía tener efectos explosivos sobre la estabilidad del actual y débil gobierno de coalición liderado por el primer ministro, Giuseppe Conte.

Según las primeras proyecciones, que se conocieron pasada la medianoche, Stefano Bonaccini, gobernador saliente de Emilia Romagna, bastión histórico de la centroizquierda y candidato del Partido Democrático (PD), de centroizquierda, le llevaba 10 puntos de ventaja a su rival, la senadora de la Liga y candidata de Salvini, Lucia Bergonzoni. Según proyecciones del canal La 7 Bonaccini superaba con el 51,8% de los votos a Bergonzoni, que sumaba el 41,5 de las preferencias.

Salvini apareció ante las cámaras pasada la medianoche para decir que se sentía «feliz» si ganaba, pero también si perdía, manifestándose orgulloso porque «por primera vez en 70 años en esta región se jugó un partido» y porque «cuando el pueblo se expresa siempre tiene razón».

Líder de la Liga y exviceprimer ministro, de 46 años, convirtió esta elección regional en una votación con valor nacional. Una suerte de referéndum a favor o en contra suyo y en un virtual plebiscito a favor o en contra del actual gobierno de centroizquierda, fruto de una extraña coalición entre el PD y el alicaído Movimiento Cinco Estrellas (M5E), que se encuentra en proceso de disgregación.

Después de haber arrasado en las elecciones del 27 de octubre pasado en la región de Umbria, otro bastión «rojo», Salvini, que fue ministro del Interior del anterior gobierno entre la Liga y el M5E, se jugó a todo o nada en estos comicios.

Salvini, en efecto, convirtió esta cita con las urnas en «la madre de todas las batallas», o su gran revancha después de su paso en falso de agosto pasado. Entonces, envalentonado por sondeos que lo daban en la cúspide de las preferencias, sobre todo después de las elecciones europeas de mayo, en las que convirtió a la xenófoba Liga en el primer partido del país, pateó el tablero.

Provocó, de forma artificial, una crisis de gobierno que terminó por compactar a todos en su contra y dio vida al «Conte II». Es decir, un nuevo gobierno encabezado por el primer ministro, pero basado en una inédita alianza entre el PD y el M5E, desde siempre enemigos acérrimos, que se juntaron solamente para evitar el espanto de una victoria de «los bárbaros», es decir, de la Liga de Salvini.

En los últimos dos meses, Salvini, muy popular y carismático, se metió en la campaña electoral yendo casa por casa, barrio por barrio, pueblo por pueblo, por toda Emilia Romagna, como si él hubiera sido el candidato a gobernador, y no la senadora Lucia Bergonzoni, que él eligió para la contienda.

Sabía que tenía por delante un desafío nada fácil, pero no imposible: derrotar al gobernador saliente, Bonaccini, denominado «el Bruce Willis de Campogalliano», pueblito donde nació, en provincia de Módena.

Hijo de un camionero y de una obrera «desde siempre afiliados al Partido Comunista», como reivindicó con orgullo, según todos los analistas Bonaccini gobernó bien Emilia Romagna, una de las regiones más ricas de Italia, junto a Lombardía y Véneto. Ferrari es solo uno de los colosos de esta región, gobernada por la izquierda desde hace 70 años y famosa por sus exportaciones y manufacturas, un PBI per cápita de 32.468 euros y su sanidad pública.

Pero Bonaccini debió enfrentarse a ese viento de derecha soberanista que sopla en Italia desde hace tiempo y que incluso hizo que varias comunas de la «roja» Emilia Romagna de repente votaran a la Liga y ya no al PD, partido heredero del Partido Comunista Italiano. La Liga, de hecho, ya gobierna diversas ciudades de una región considerada la patria espiritual de la izquierda, como, por ejemplo, Ferrara.

Según algunas estadísticas, si hasta 2007 uno de cada cuatro electores votaba por el PD, ahora las cosas cambiaron dramáticamente, ya que se estima que tan solo uno de cada diez lo hace. ¿El motivo? La Liga se mostró últimamente más cercana a los temas que antes defendía la izquierda, como el trabajo y las pensiones, mostrándose más presente en el territorio y en las zonas agrícolas, al parecer olvidadas por el PD, más presente en el centro de las ciudades donde viven los ricos.

Si hace un par de meses los sondeos daban ganadora a la Liga, que también machacaba sobre temas como seguridad e inmigración, todo cambió con la irrupción del «fenómeno de las sardinas»: un grupo anti-Salvini que nació casi por casualidad en las redes a mediados de noviembre, que no se reconoce en ningún partido, encabezado por jóvenes que movilizaron a la gente a salir a las calles y manifestarse en contra del racismo, populismo, soberanismo y fachismo, algo que le dio oxígeno al PD.

De confirmarse la victoria de Bonaccini en un lugar donde la afluencia duplicó la de las elecciones pasadas, en efecto, esto significaría un rotundo triunfo de las «sardinas» y una derrota del «capitán», Salvini.

Si la centroderecha «lloraba» en Emilia Romagna, bastión rojo que no lograba conquistar, sí ganaba en las elecciones en Calabria, al sur, donde la candidata de Forza Italia, el partido del expremier Silvio Berlusconi, Jole Santelli, apoyada por la Liga y Hermanos de Italia, tal como se esperaba, le ganaba cómodamente al empresario Filippo Callipo, candidato de centroizquierda. Santelli superaba con entre el 49% y el 53% a su adversario, Callipo, que solo lograba entre el 29% y el 33%.

ADEMÁS

Related posts

La reina Isabel II visita la sede del MI5 para agradecer el servicio de sus espías

admin

Los brexiters elevan el desafío y prometen ir por más: desarmar la UE

admin

El Sinn Féin sacude el tablero político irlandés con una elección histórica

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad