Mundo

Coronavirus: los científicos, de nerds a celebridades en la era de la pandemia


Un trabajador de un laboratorio prepara muestras para su análisis durante la crisis de coronavirus, en Madrid Crédito: DPA

BRUSELAS.- Aparecen casi todos los días por televisión, y si no estuviéramos en tiempos de distanciamiento social, la gente los pararía por la calle para sacarse selfies con ellos. A falta de contacto directo,

sus fans les mandan mensajes de devoción por las redes sociales

debido a sus esfuerzos en la lucha contra el


coronavirus

.

A su paso por Europa, el devastador Covid-19 no solo está dejando un reguero de víctimas sino que impulsa el ascenso de un nuevo tipo de celebridades, que no son ni actores, ni músicos ni políticos:

se trata de los epidemiólogos y virólogos cuyos nombres han saltado a la fama después de una vida de absoluto anonimato

.

Mientras el personal médico y de enfermería atiende a los pacientes en la primera línea de fuego, los epidemiólogos y los virólogos que han hecho sus carreras metidos en laboratorios y salas de conferencias

han pasado a ser la fuente más confiable de información

, en una era de profunda incertidumbre, de políticas públicas divergentes y de galopante desinformación.

Tras una larga época de resquemor popular hacia los expertos y especialistas, que a su vez potenció profundos cambios políticos y desató una guerra cultural en gran parte del mundo desarrollado,

las sociedades, ahora asediadas por el coronavirus y ávidas de datos duros, recurren a los expertos en busca de respuestas

y los elevan a la altura de héroes.

«Durante las crisis, los héroes quedan en primer plano porque muchas de nuestras necesidades humanas básicas se ven amenazadas, incluida nuestra necesidad de certeza, de propósito, de autoestima, y de sentido de pertenencia con los demás», dice Elaine Kinsella, psicóloga de la Universidad de Limerick, Irlanda, que investiga la función de los héroes en la sociedad.

«Los héroes satisfacen, al menos parcialmente, esas necesidades humanas básicas».


Cada experimento y cada ensayo es un logro en la lucha contra el coronavirus
Cada experimento y cada ensayo es un logro en la lucha contra el coronavirus Fuente: LA NACION

Los científicos-héroes que están emergiendo en medio de la crisis del coronavirus pocas veces tienen el evidente carisma de los líderes políticos, pero demuestran una enorme solvencia y a veces también una profunda empatía.

En Italia, el país más arrasado hasta ahora por el virus

, el doctor Massimo Galli, director de enfermedades infectocontagiosas del Hospital Universitario Luigi Sacco, de Milán, aceptó cambiar el guardapolvo blanco por un saco con corbata y «sobreexponerse en los medios» para dejar las cosas en claro, según él mismo dijo en un programa televisivo.

Así fue que ese profesor de anteojos y aspectos paternal se convirtió rápidamente en una cara familiar de los programas italianos de actualidad, donde se ocupa de desmitificar y rectificar la información que circula sobre este nuevo enemigo desconocido.

Héroes griegos

En Grecia, que hasta ahora se viene salvando de un brote grande

, todos prenden la tele para escuchar al profesor

Sotirios Tsiodras

, un hombre canoso y enjuto que le habla al país todos los días alrededor de las seis de la tarde.

Tsiodras tiene un tono monocorde y depende de sus anotaciones para dar la actualización del número de enfermos, hospitalizados y fallecidos diariamente en el país. Cada tanto, brinda algún consejo práctico, como diluir cuatro cucharadas de lavandina por litro de agua para rociar sobre las superficies a desinfectar.

Y siempre se ocupa de desestimar la desinformación del momento.

Tsiodras lidera la respuesta médica del gobierno griego ante la pandemia, es padre de siete hijos, no falta nunca a la iglesia, y tiene una larga carrera en el estudio de enfermedades infectocontagiosas en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), la Universidad de Harvard y otras instituciones de enorme prestigio: no necesita adornar las cosas.

Con su franqueza, ha logrado encolumnar al país detrás de algunas de las medidas de restricción más proactivas de Europa, y que parecen estar funcionando, ya que

Grecia tiene apenas 68 víctimas desde el inicio del brote.

En comparación, Bélgica, con una población similar de poco más de 10 millones de habitantes, ya registra 1283 víctimas fatales.

El doctor Christian Drosten ha emergido como la voz de la razón científica en Alemania, donde los efectos del virus se han sentido con fuerza, a pesar de una tasa de mortalidad relativamente baja. Respetado desde siempre por sus profundos conocimientos médicos y su buena disposición para debatir con sus colegas, Drosten nunca buscó estar en el centro de la escena.

Sus colegas lo describen como un héroe a pesar de sí mismo.

Sin embargo, Drosten, jefe de virología del hospital universitario Charité, en Berlín, se ha convertido en uno de los invitados más solicitados de los programas de la tarde de la televisión alemana, y es la flamante estrella de un podcast diario que inició en febrero. En su podcast, Drosten transmite evaluaciones en base a datos duros sobre los riesgos que enfrenta Alemania, en base a lo que se sabe a ciencia cierta sobre los virus detrás del SARS, la enfermedad que viene estudiando desde hace años.

La canciller


Angela Merkel

y su ministro de salud, Jens Spahn, también han consultado con Drosten sobre la respuesta política ante la crisis, aunque él se ha encargado rápidamente de aclarar en el semanario alemán

Die Zeit

: «No soy un político, soy un científico».

«Me da gusto explicar lo que sé», dijo en esa entrevista.

«Los hallazgos científicos deben ser comunicados a todos de manera trasparente, para que podamos hacernos una idea de la situación. Pero también soy honesto sobre lo que no sé.»

En algunos países, ciertos científicos son endiosados y demonizados al mismo tiempo. En Estados Unidos, el doctor Anthony Fauci, respetado inmunólogo que encabeza el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infectocontagiosas ha sido catapultado a la categoría de celebridad.


En la primera línea de fuego, los científicos reciben un reconocimiento inédito de parte de la comunidad
En la primera línea de fuego, los científicos reciben un reconocimiento inédito de parte de la comunidad Fuente: LA NACION

Pero Fauci, el más desembozado impulsor del distanciamiento social dentro del gobierno de


Trump

, también ha sido denostado por la ultraderecha, que lo acusa falsamente de intentar socavar la autoridad del presidente.

Desacostumbrados a esa desmesurada atención puesta en cada uno de sus gestos y palabras,

algunos de esos nuevos héroes han sido sorprendidos por furibundas críticas.

Algunos griegos criticaron a Tsiodras cuando circularon imágenes que lo mostraban en el púlpito de una iglesia aparentemente vacía, aunque el gobierno había ordenado la suspensión de los servicios religiosos, ya que la Iglesia Ortodoxa Griega se negaba a cumplir con las medidas de confinamiento y distanciamiento social.

En Alemania, Drosten fue criticado por haberse opuesto inicialmente al cierre de las escuelas y guarderías, una opinión que modificó después de una catarata de mensajes, incluidos varios de sus colegas que compartieron con él nuevos datos científicos.

Pero más allá de algún desacierto, dice la psicóloga Kinsella,

estos héroes modernos

«nos brindan claridad en tiempos de confusión»

, y eso incluye también una claridad de tipo moral.

The New York Times

Traducción de Jaime Arrambide

ADEMÁS

Related posts

Tenía 19 y la obligaron a casarse con un hombre de 85, la historia de Rebecca Musser

admin

Coronavirus: la ministra de Salud ucraniana se suma a la cuarentena para llevar calmar

admin

Sudán: indignación por el estado de un grupo de leones hambrientos en un zoo

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad