Espectáculos

Tindersticks vuelve a las fuentes: la elegancia de lo simple


Fuente: LA NACION

No treasure but hope: «For the Beauty», «The Amputees», Trees Fall», «Pinky in the Daylight», «Carousel», «Take Care in Your Dreams», «See my Girls», entre otros /
Nuestra opinión: muy buena

Hubo un tiempo en que el mundo fue de Tindersticks. Parece un poco exagerado, pero durante los noventa la banda de Nottingham enhebró una serie de discos notables, auténticos y por fuera de cualquier moda pasajera o estupidez adolescente. No eran tan jóvenes como para dejarse llevar por lo que les saliera ni tan viejos como para el museo melómano. Ahora, Tindersticks está de regreso y en forma:
No Treasure But Hope es todo aquello que se extrañaba.

El balbuceo melancólico del cantante Stuart Staples, las finas hebras de la guitarra de Neil Fraser, los pianos Rhodes de David Boulter, los vibráfonos, las mandolinas, las cuerdas, el fagot y los órganos Hammond. El disco transita un estado de extravío en la bonanza, algo que como concepto podría haber resultado muy mal si no fuera porque todo llega al límite justo.

Hay temas como «See my girls», con vestigios de Satie en el piano. La canción «Pinky in the Daylight» es una loa al amor, algo bastante peculiar porque siempre estuvieron más cerca de la desesperanza. El arreglo de cuerdas en «For the Beauty», por ejemplo, remite al más fino Badalamenti. «The Amputees» podría haber salido en los primeros discos de la banda. Y «Trees Fall» es una pieza sublime. La elegancia de lo simple: como un clásico vestido negro.

ADEMÁS

Related posts

Sophie Turner y Joe Jonas fueron a un negocio de ropa para bebés

admin

Majo Martino contó por qué no prosperó su romance con el marido de Pampita

admin

Para escuchar en casa: la agenda de streaming musical para el fin de semana

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad