Espectáculos

Otro viaje acústico a la historia de Café Tacvba


Café Tacuba Crédito: MTV LA

Nuestra opinión: bueno

El año que se fue nos dejó, entre muchas novedades musicales que cerraron una década con acentos bien marcados y hasta por momentos contradictorios -la insistencia con lo retro y el nacimiento del trap; el consumo de música canción por canción y el vuelco definitivo a las plataformas digitales pero, también, el incremento de la venta de vinilo-,
un disco como el de Café Tacvba, el segundo
MTV Unplugged de su carrera
, que no hace otra cosa que vindicar una historia, con algunos gestos de estos tiempos.

Porque el marketing del álbum tuvo la mecánica de estos tiempos. El tono celebratorio de Tacvba (30 años del primer show que ofreció el cuarteto mexicano, allá por 1989) comenzó con la grabación del
unplugged. Del segundo.

Fue el 5 de marzo en la Sala Nezahualcóyotl de la Universidad Nacional Autónoma de México, con la participación de invitados (algunos célebres) como David Byrne y Gustavo Santaolalla, que produjo buena parte de la discografía de la banda. Se lanzó un corte, el del tema «La locomotora», y el 26 de septiembre recién se vio en pantalla el especial completo. Días después, ya iniciado octubre, comenzó a difundirse la versión de audio que se podía escuchar en plataformas digitales (pero fueron apenas cinco canciones: «El espacio», «La locomotora», «Chilanga banda», «Eres» y «Volver a comenzar»).

Luego de toda esa movida promocional apareció el CD y DVD en formato convencional. Incluso, con agradecimientos que generalmente se escriben en los libritos internos de los primeros discos de un grupo que recién comienza. Claro que los Tacvba (Rubén, Quique, Joselo y Meme) ya tiene unos cuantos álbumes publicados y tres décadas como banda. Pero con ese gesto quizá hayan tratado de volver al principio, más por estética que por contenido.


Café Tacuba
Café Tacuba

Los Tacvba ya habían grabado un
MTV Unplugged en 1995 con las canciones más importantes de lo que hasta ese momento era su breve pero muy ascendente carrera.

En esta nueva entrega -casi 25 años después, con orquesta e invitados, con canciones anteriores y posteriores a 1995- afloran situaciones que no vislumbran contradicciones pero sí muestran ese camino de búsquedas, a prueba y error. Los otros hits. Los discos «incomprendidos» por crítica y público. La necesidad de explorar y experimentar. Todo eso condensado en un set que tiene de lo delicado («Eres», «Vaivén») y de lo enérgico («EO», «Chilanga banda»). Y también de lo menos trascendente de esta producción (la versión que hicieron de «El outsider» junto a David Byrne). Pero siempre con sonido Tacvba.

Buscar una nueva versión es un modo de rejuvenecer o de divertirse un poco. Y el juego vale tanto para el que crea como para el que escucha. Que el oído genere un link entre el final de «La locomotora» y el tema principal de
Hawaii Five-0, puede ser parte del ejercicio mental y estético. También hay un poco de ese tipo de juegos en
Un segundo MTV Unplugged.

ADEMÁS

Related posts

Martina Soto Pose, sobre Roberto Pettinato: «Es un acosador, es una mala persona»

admin

Cinco series imperdibles para empezar a ver antes de que termine el año

admin

Shira Haas, la actriz revelación de Poco ortodoxa que ya es una estrella

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad