Espectáculos

Defending Jacob: entre la investigación policial y el drama familiar sobre la culpa y la desconfianza


Chris Evans y Michelle Dockery en la nueva serie de suspenso de Apple TV, Defending Jacob


Defending Jacob


(Estados Unidos, 2020).

Creador:

Mark Bomback.

Elenco:

Chris Evans, Michelle Dockerty, Jaeden Martell, Cherry Jones, Pablo Schreiber, Betty Gabriel.

Disponible:

Apple TV +.

Nuestra opinión:

buena.

«Te creemos» es la frase que Andy Barber (

Chris Evans

), fiscal del distrito de Massachusetts, le dice a su hijo cuando las sospechas en torno a un homicidio parecen hacer naufragar la integridad de su familia. Creada por Mark Bomback y basada en la exitosa novela de William Lacey de 2012,

Defending Jacob

comienza como una investigación policial, luego del hallazgo del cadáver de un adolescente en un parque del tranquilo pueblo de Newton, para derivar en un drama sobre la culpa y la desconfianza en el seno de la institución familiar. Mientras los aspectos policiales -delegados en indicios dispersos y algunos sospechosos no demasiado sutiles- no logran generar demasiada tensión, la miniserie de ocho episodios (de los cuales Apple ya puso a disposición de sus suscriptores los tres primeros) consigue instalar la duda como el germen de la crisis familiar, como ese velo que opaca la ilusión de familia feliz que los Barber habían cultivado con tanto esmero.

Todo comienza en el presente. Andy declara ante el fiscal que lo ha reemplazado en la investigación del crimen de Ben Rifkin, un compañero de colegio de su hijo. Parece abatido, sumido en la desazón y el agotamiento. Su testimonio nos conduce hacia el pasado, diez meses antes, al día del asesinato. El cuerpo de Ben, apuñalado con saña, yace en el parque mientras la tranquilidad de la vida de los Barber parece quebrada para siempre. La serie se oscurece a medida que avanzan los episodios y el director Morten Tyldum (

El código Enigma

) distancia su cámara para obligarnos a la estricta observación. La tonalidad grisácea de los ambientes, los exteriores neblinosos y los espacios judiciales impersonales, confinan a la familia al espiral de la desconfianza, a la emergencia de secretos ocultos, al repudio de una comunidad que alterna el desprecio y la abierta hostilidad.

Defendind Jacob

encuentra su mejor forma en la exposición de esas grietas familiares, latentes en la vida cotidiana, que estallan con el crimen. Y si bien Evans y

Michelle Dockery

retratan a esa pareja al borde del abismo con solvencia, es el joven Jaeden Martell quien confiere a Jacob la crucial ambigüedad que requiere su personaje. Su extrañeza frente a sus amigos del colegio, su concentración en la violencia de los videojuegos, su mirada directa a los ojos de sus padres son gestos que combinan el desconcierto de todo adolescente con el asomo de algo más que resulta indescifrable. Es esa cuerda la que mejor se toca, aquella que recorre esa frontera moral entre la inocencia y la culpabilidad.

ADEMÁS

Related posts

Teatro Colón: el hechizo de El lago de los cisnes, en un brillante cierre de temporada

admin

El mejor cine argentino en streaming para matizar la cuarentena

admin

Primicia mundial: Luciana Salazar anticipó un importante anuncio y sorprendió a todos

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad