Economía

YPF reportó pérdidas por $33.379 millones en 2019 y el valor de su acción llegó a su mínimo histórico



La situación macroeconómica en general y las políticas particulares para el sector afectaron a la empresa con control estatal

El resultado era esperado en un contexto en el cual la crisis económica distorsionó los precios de la energía.

YPF presentó hoy su balance anual de 2019 con pérdidas de $33.379 millones. Esto contrasta con las ganancias de $38.606 millones que había reportado la petrolera el año anterior.

Entre las causas se encuentran la

caída del precio y de la producción del gas,

la pesificación y el congelamiento del valor del petróleo dispuesto el año pasado y la imposibilidad de trasladar al surtidor el aumento de los costos por la devaluación de la moneda.

En resumen,

la mayoría de las pérdidas son producto de la intervención del Estado en el mercado

, que, ante la disparada del tipo de cambio, fijó el valor del dólar utilizado en la mayoría de los contratos del sector.

El mercado se anticipó a este resultado y volvió a derrumbar

el valor de las acciones de YPF en Wall Street a su nuevo mínimo histórico, US$7,58,

aunque la caída tiene

su principal explicación desde hace días en la expansión del coronavirus.

Por el impacto que tiene la pandemia en la desaceleración de la economía mundial, se prevé un menor consumo de combustibles. Esto se refleja en las cotizaciones de todas las empresas del sector.

Más allá del contexto internacional, el valor de las acciones de YPF no refleja los activos que tiene la empresa y su posición estratégica en el país como la mayor productora de petróleo y gas.

El precio actual de la petrolera con control estatal es una consecuencia de las dificultades de operar en la Argentina.


YPF tuvo el año pasado pérdidas en los cuatro trimestres.
YPF tuvo el año pasado pérdidas en los cuatro trimestres. Crédito: YPF

YPF tuvo el año pasado pérdidas en los cuatro trimestres. El primer impacto económico fue producto de la sobreoferta de gas que generó el subsidio a la producción de la resolución 46.

Este beneficio -que consiguió en su mayoría Tecpetrol (el brazo petrolero de Techint) por ser la primera empresa en presentar un plan de inversión para el programa de incentivos- generó un incremento exponencial en la producción, que deprimió el valor del gas un 18,3% en relación al promedio de 2018 (cayó a US$3,67 el millón de BTU, medida que se utilzia en el sector).

YPF tuvo que cerrar pozos, bajó 5,5% la producción y 4,7% los volúmenes comercializados, revaluó sus activos de gas a los nuevos valores más bajos y no pudo amortizar las inversiones como tenía proyectado.

«El mercado de gas natural en la argentina durante 2019 se caracterizó por el exceso de oferta

frente a la demanda doméstica principalmente en los primeros cuatro meses del año. Esto, sumado a modificaciones regulatorias -principalmente en el segmento usinas-, llevó a una caída de los precios en todos los segmentos de consumo. Este exceso de oferta, junto con la disminución de precios, ocasionó que menguaran las inversiones necesarias para sostener los volúmenes observados a comienzos de 2019 y como consecuencia se evidenció una disminución en la oferta de gas natural durante los últimos meses del año», dijo la compañía en su presentación a la Comisión Nacional de Valores (CNV).

El segundo impacto fuerte fue la decisión del gobierno anterior de congelar los precios domésticos del valor del barril de petróleo, luego de las elecciones primarias de agosto.

Esto generó una caída del 17% del precio expresado en dólares, que disminuyó a los US$52 por barril «Estuvo impactado fundamentalmente por la pesificación de los precios domésticos de crudos establecida por el DNU N° 566/19 y sus modificatorios», explicó YPF.


Finalmente, con el 65% de la participación del mercado de despacho de nafta y gasoil, YPF sufrió la brecha de precios entre el valor de paridad de exportación y el precio del surtidor.
Finalmente, con el 65% de la participación del mercado de despacho de nafta y gasoil, YPF sufrió la brecha de precios entre el valor de paridad de exportación y el precio del surtidor. Fuente: Archivo – Crédito: AFP

Finalmente, con el 65% de la participación del mercado de despacho de nafta y gasoil, YPF sufrió la brecha de precios entre el valor de paridad de exportación y el precio del surtidor.

Si bien ahora se encuentra en paridad por la caída de la cotización del Brent a US$50, la diferencia llegó a ser de más del 10% durante casi cuatro meses.

«En el segmento del

downstream

, los precios de sus principales productos se mantuvieron por debajo de la inflación del año 2019. Los precios de las naftas aumentaron un 44% y del gasoil un 55%, mientras que en dólares los precios cayeron un 14,2% y 4,2% respectivamente», indicó la empresa.

Las reservas de YPF se mantuvieron en línea con los niveles históricos, pero reflejaron positivamente el impacto del desarrollo del no convencional de Vaca Muerta. «Hoy más del 30% de las reservas de la compañía provienen de sus áreas no convencionales. Es de destacar los resultados en materia de producción neta de no convencional que, en el cuarto trimestre, superó los 111.000 barriles de petróleo equivalentes diarios, lo que representa un aumento del 71,9% respecto del cuarto trimestre 2018», concluyeron.

ADEMÁS

Related posts

La utopía del presidente reformador

admin

Para el Financial Times, los acreedores deben ser más laxos con los países pobres

admin

El precio del maíz en Chicago cayó al nivel más bajo desde septiembre de 2016

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad