Economía

Vuelta al trabajo. La explicación de los fabricantes de motos a Fernández



Los empresarios enviaron una carta Alberto Fernández; en los primeros tres meses del año, las ventas cayeron un 38,6%, luego de cerrar 2019 con un desplome del 44% Fuente: Archivo

Las medidas de aislamiento dispuestas por el Gobierno para prevenir la expansión del coronavirus hundieron aún más al sector de las motos. Sin actividad desde el 20 de marzo, cuando comenzó la cuarentena, se paralizó la actividad que ya venía en crisis, con caídas de más del 40% en su volumen de ventas.

En ese contexto, los empresarios pidieron al Gobierno que se autorice el regreso de la producción en las plantas, la venta de piezas y repuestos y la actividad en los concesionarios. «Manifestamos en esta solicitud la gravedad de la situación actual de las empresas de motos y repuestos, que se encuentran cerradas y sin ingresos desde el inicio del periodo de Aislamiento Social Obligatorio», indicaron en una carta al presidente Alberto Fernández.

El documento, fechado el 21 de abril, fue elaborado de forma conjunta por las cámaras que nuclean a las empresas del sector, tanto a los concesionarios (Acara y Cadecom), como a los fabricantes y los representantes de las terminales (Cimbra, Cafam y CAM). Además de Fernández, se envió la nota con copias al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y a la Secretaría de Industria.


Las motos de baja cilindrada son los modelos más vendidos del país
Las motos de baja cilindrada son los modelos más vendidos del país

Se trata de la última de una serie de cartas que el sector envió al Gobierno, aunque por el momento no tuvieron una respuesta satisfactoria. Sólo se autorizó la actividad de la venta de repuestos, los talleres de reparación y la reapertura de los registros.

«Tal como está definida la cuarentena, todas las fábricas tienen que estar cerradas hasta el 10 de mayo, y es una locura», dice Lino Stefanuto, presidente de Cafam, quien detalla que en el país hay 14 plantas operativas. «La realidad de cada una es muy distinta. Hay dos que son multinacionales japonesas, hay algunas grandes y otras son pymes de menos de 100 personas, cuya capacidad de sustento es menor», agrega el empresario, vicepresidente de Beta Motor Argentina.

Los números reflejan el deterioro del sector, que bajó completamente sus persianas el 20 de marzo Ese mes, según los datos de Acara, los patentamientos cayeron un 38,6% interanual, con un mercado de 19.776 unidades.

En el trimestre, el total de ventas llegó a 69.983, con una baja del 36% con respecto a igual período de 2019, que ya mostraba un mercado en retroceso.

La actividad del sector comenzó su deterioro en 2018, con la suba del dólar, la aceleración de la inflación, la caída en el poder adquisitivo de los salarios y la suba de la tasa de interés que encareció la financiación. Según datos de Acara, el año pasado la caída en el mercado fue del 44%.

En ese marco, la carta que los empresarios llevaron al Gobierno solicita el reinicio de la actividad y la implementación de planes de financiación a tasa cero para intentar reactivar las ventas de un mercado deprimido. Su propuesta es renovar los programas Ahora 12 y Ahora 18.

«Las actividades de los concesionarios, casas de ventas de repuestos y fábricas tienen escasa afluencia de público a sus locales, siendo las dimensiones de los mismos espaciosas, ventiladas y cómodas. Al igual que en otros sectores de la economía, se activarán protocolos específicos para cada eslabón de la cadena de valor», escribieron en la nota.

«Una moto mide más de dos metros y cualquier trabajador respetaría la distancia. Las empresas están comprendidas en Smata o la UOM, y ya hay protocolos establecidos para volver a operar», insistió Stefanuto. El ministro Kulfas los recibiría en los próximos días.

La propuesta incluye un esquema de asistencia mínima del personal, turnos para la atención al público, retiro de unidades y servicio técnico. Dentro de las plantas, una modalidad de trabajo con al menos dos metros de distancia entre los empleados, mecanismo que ya han implementado otras terminales que reactivaron su actividad en la Argentina y otros países del mundo.

ADEMÁS

Related posts

Katharine Hibbert, la guardiana de las casas vacías que creó un negocio sin invertir ni un dólar

admin

Default y reestructuración. Qué está pasando con la deuda corporativa en la Argentina

admin

Coronavirus: una carta abierta desde la cadena agroindustrial

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad