Economía

La pelea por la cuota.Colegios y padres discuten los pagos en la cuarentena



Algunos establecimientos educativos tuvieron los primeros gestos y bajaron un 5% el valor de la cuota Fuente: LA NACION – Crédito: Emiliano Lasalvia

Luego de un mes sin clases por el aislamiento obligatorio por la cuarentena,

los colegios enfrentan dos desafíos:

por un lado, dar respuesta al reclamo de padres por un ajuste en el valor del total de la cuota y, por otro, intentar cobrar la mayor parte en fecha para seguir en pie.

De esta manera Perpetuo Lentijo, secretario General de Asociación de Entidades Educativas Privadas Argentinas (Adeepra), describió la situación del sistema educativo privado y apuntó que para los colegios «la necesidad de recaudar es la necesidad de subsistir».

En plan de concordia, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, pidió un gesto a los colegios

y les sugirió flexibilizar los pagos, congelar aranceles e incluso aplicar descuentos en los extracurriculares.

Para el dirigente gremial, el panorama que les espera a las instituciones educativas no es alentador y

muchos colegios van a quedar en el camino.

«La crisis educativa se va a profundizar. Si no se establece un mecanismo de apoyo y crédito, la supervivencia de muchas escuelas será durísima. Hay algunas que ya no han pagado el sueldo entero a los docentes», dijo.

Con bolsillos apretados, los descuentos parecen no contentar del todo a los padres. Si bien se muestran solidarios con el pago de sueldos a los docentes -intentan seguir con sus tareas de manera virtual-, esperan algo más que gestos.

Los padres mandaron emails y llamaron por teléfono a las autoridades de los colegios para pedir rebajas en las cuotas de marzo y de abril, según relataron varios representantes de entidades educativas consultados por

LA NACION.

La situación más crítica se presenta en el 2º y 3º cordón de la provincia de Buenos Aires, donde existe

una incobrabilidad del 40%

, sostienen en el sector privado.


«Ocurren dos cuestiones: la gran mayoría de las familias no está bancarizada y al estar cerrada la administración de los colegios, no tienen manera de pagar. También hay cientos de padres que dejaron de tener ingresos por ser autónomos y monotributistas», detalló.

Según Lentijo es fundamental que las autoridades posterguen el pago de los aportes y contribuciones previsionales. También

habilitar al menos las administraciones

de los colegios para que las familias se acerquen a abonar.

Las autoridades educativas insisten que las clases no están suspendidas y que los sueldos al cuerpo docente se deben abonar.

John Scanlan es dueño junto a sus cuatro hermanos del St Brendan’s College, en Belgrano. En diálogo con

LA NACION

, dio un panorama de la situación financiera de su colegio, que es similar al de otras instituciones bilingües.

«El mayor egreso que tenemos son los sueldos y las cargas sociales, casi el 80% de los ingresos se nos va en las 230 personas que tenemos en planta. Sin subsidio estatal y con 830 alumnos, todavía no hemos podido descontar nada de las cuotas porque había gastos de arrastre de meses anteriores», dijo.

Scanlan contó que además se deben tener en cuenta las becas y las bonificaciones por familia numerosa que tienen los colegios. «Hay que ser muy quirúrgico en el análisis de los ingresos para poder proyectar descuentos futuros. En limpieza, por ejemplo, las 17 personas que hacen ese trabajo forman parte del personal permanente. La incidencia de los colectivos al club y de fotocopias nunca pueden significar e incidir en un 20% de ahorro en cada cuota», señaló.


Los padres están en desacuerdo de pagar el importe total de la cuota
Los padres están en desacuerdo de pagar el importe total de la cuota Crédito: Gentileza

Atilio S tiene un colegio en Bernal, con 550 alumnos y 130 empleados. A pesar de no haber aplicado el aumento del mes de marzo, al día de hoy solo cobraron el 67% del total de las cuotas de los alumnos.

«Si este grado de incobrabilidad continúa, el mes próximo vamos a estar complicados. Necesitamos previsibilidad, por eso

ya fuimos a ver a los bancos

para sacar el crédito al 24% y así garantizar el pago de los sueldos de nuestros trabajadores», dijo.

Según el empresario educativo, muchos colegios no pagaron el 100% de los sueldos y otros pagaron sin el aumento del mes de marzo del 9,5%, pero su colegio pudo pagar la totalidad: «No es lo mismo los colegios con y sin subvención estatal porque en los últimos un alto porcentaje de los ingresos se destina a la masa salarial», recordó.


Las autoridades educativas insisten que las clases no están suspendidas y que los sueldos al cuerpo docente se debe abonar
Las autoridades educativas insisten que las clases no están suspendidas y que los sueldos al cuerpo docente se debe abonar Fuente: Reuters

Gestos que no conforman

A principio de mes

los colegios enviaron cartas a las familias donde anticipaban los descuentos

que darían. En muchos casos se mostraron dispuestos a tratar los casos particulares.

«No podemos permanecer ajenos a ello. Estamos preocupados. Hemos tomado ciertas medidas para tratar de aligerar la situación de muchos de ustedes, que seguramente han visto o verán disminuir sus ingresos. Por el momento no realizaremos ningún aumento en los aranceles educativos, manteniendo el nivel con el que iniciamos el año», dice en un fragmento la carta de un colegio católico de Retiro.

Tomando la delantera y siguiendo el pedido del ministro, hay escuelas que en la facturación correspondiente al mes de marzo ya aplicaron descuentos. Colegios bilingües de Zona Norte, en los partidos de


Vicente López

y


San Isidro

, dieron un 5% de descuento y sumaron la postergación de la fecha de vencimiento al 20 de cada mes, según la reconstrucción que hizo

LA NACION.

Otra institución bilingüe de


Quilmes

impulsó el mismo porcentual de descuento y otorgó una disminución del 60% en el valor del comedor. «Las actividades extracurriculares dejaron de cobrarlas a mitad de marzo», contó un padre de zona sur.

En Capital Federal, un colegio del barrio de Belgrano implementó, además del descuento del 5% en el valor de la cuota, un diferimiento de un 10% de la cuota de abril, cuyo monto se sumaría a la de octubre y así sucesivamente con los meses siguientes por medio año. «Como el aislamiento se tornó un cuestión permanente, los padres se quejaron y la respuesta del colegio por ahora fue el descuento y el diferimiento de una porción de la cuota», dijo una madre que tiene dos hijos en la institución.

ADEMÁS

Related posts

Coronavirus. Estiman que el sector pesquero perderá exportaciones por más de US$300 millones

admin

Crema de afeitar, bebidas energéticas y alcohólicas: los perdedores de las góndolas

admin

Vialidad. Rebelión de ingenieros contra un ministro por la distribución de cargos

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad