Economía

Inflación. Los malabares del Gobierno para tener el número de abril



Sin que sus encuestadores puedan salir a la calle a relevar datos, con muchos comercios (fuentes de información) con las persianas bajas, en medio de decretos que fijan valores máximos para muchos productos,

el Indec se apresta a publicar mañana a las 16 el índice de precios (IPC) de marzo

-el primero difundido en tiempos de la pandemia de coronavirus- con el desafío de mantener la transparencia y la confiabilidad de las estadísticas públicas.

Con ese objetivo en mente, trabajadores, técnicos y directores vienen trabajando en el organismo que conduce Marco Lavagna desde que

el 18 de marzo pasado el instituto oficializó la suspensión de todos sus operativos de campo,

entre ellas las del IPC, pero también el de la Encuesta Permanente de Hogares, que calcula la pobreza y el desempleo.

Tanto cerca de la cúpula del organismo como en el área de Precios confiaron a

LA NACION

que

el IPC de marzo que se difundirá mañana no tendrá problemas mayores.

«Casi todo el relevamiento realizado fue presencial, con excepción de algunos días hábiles (incluso hubo feriados en el mes)», indicaron. «Puede haber alguna dificultad en alguna provincia o en algún producto, pero no afectará el nivel general ni ninguna subcategoría», adelantaron en el Indec.

El desafío entonces es el relevamiento que se hace actualmente para el indicador de abril,

que se conocerá a mediados de mayo. Sin embargo, en el informe del IPC de marzo que se dará a conocer mañana, el Indec adelantará los problemas que viene enfrentando para realizar los relevamientos en una nota que se llamará «Adelantos Metodológicos de Abril». Allí se hará también referencia a las recomendaciones que hicieron en el actual contexto el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Eurostat (agencia europea de estadísticas) y la Cepal.

En el organismo aseguran que

no habrá cambios en la metodología de medición.

Las imputaciones por falta de precios se seguirán de la misma manera que se hacían hasta ahora. Sin embargo, los relevamientos, como ya se mencionó, son hoy online y telefónicos, problemas que tienen varios organismos estadísticos en el mundo como consecuencia del coronavirus. Y claro, el principal problema es allí que

las fuentes «no digan la verdad» sobre los precios.

«Estamos tomando precios de todas las fuentes disponibles. Desde las bases online más grandes (Precios Claros), todos los portales y aplicaciones que vendan artículos de supermercado y almacenes, y de los que estén haciendo venta telefónica. Combinamos todas las fuentes disponibles. No significa que vayamos a usar todas, pero sí

nos sirven para validar luego un precio a utilizar»

, explicaron desde el instituto. Un corte para verificar cómo funciona esta forma de relevar precios estará el viernes en las manos Lavagna.

¿Cómo afectarán en el índice de precios la combinación de la imposibilidad de relevar presencialmente alimentos en comercios chicos (aquellos más difíciles de controlar, según el Presidente) con los precios máximos impuestos por el Gobierno (que se cumplen mayoritariamente en las grandes superficies)?, preguntó

LA NACION

a fuentes en el Indec.


Crédito: INDEC

«Si relevás solo supermercados, va a haber una distorsión»,

confirmó un técnico que pidió anonimato y que cree que, ante las actuales limitaciones, una opción era no publicar el IPC de abril. Sin embargo, en el Indec mantendrán la medición, ya que creen que si bien ciertos niveles pueden verse afectados esto no se manifestará en las variaciones del mes.

«En el peor de los casos se ajustará rápidamente apenas se comience a medir presencialmente.

No te cambia la medición del semestre», se explayaron cerca de la cúpula del organismo estadístico.

Allí creen que los mayores problemas del mes los enfrentarán frente a los sectores cuyos comercios están cerrados, como cines o en la venta de ropa. Allí imputarán un precio -que no puede ser cero- y que deberá «ajustarse» a la realidad una vez vuelvan a abrir.

Se trata de una operación que la actual metodología del índice de precios ya prevé para los faltantes.

No sólo el Indec vive esta situación. Las dudas aparecen en todos los organismos estadísticos del mundo. Pero solo el Indec, en los años del kirchnerismo, vivió la manipulación y falsificación masiva de las estadísticas públicas por casi una década. Por eso, luego del trabajo que impulsó Jorge Todesca -junto a los trabajadores- no quieren volver a poner en riesgo la confiabilidad lograda. Para evitar tales suspicacias, se adelantarán mañana notas metodológicas de abril para los expertos. Las mismas serán traducidas para los legos por el propio director, Marco Lavagna.

ADEMÁS

Related posts

El señor de los avisos: quién es el zar mundial de la publicidad que compró una agencia argentina

admin

Trigo: Brasil postergó una definición que podría afectar a la Argentina

admin

Euro hoy: a cuánto cerró el euro en Banco Nación y todas las entidades el 17 de diciembre

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad