Economía

Ciudad fantasma. Sin turistas ni chocolate, la cara desconocida de Bariloche



El aislamiento obligatorio golpea fuertemente a la ciudad de Bariloche, donde el turismo representa el 50% de la actividad económica Fuente: LA NACION – Crédito: Marcelo Martínez

La

cuarentena obligatoria,

la ausencia de turistas y los hoteles, restaurantes, chocolaterías y cervecerías cerrados golpean fuerte a

Bariloche,

una ciudad donde el turismo representa el 50% de la actividad económica.

Si bien las medidas adoptadas para contener la pandemia llegaron con el comienzo de la temporada baja, los empresarios turísticos destacaron el

fuerte impacto en los dos últimos fines de semana largos.

Coronavirus hoy en la Argentina y el mundo: minuto a minuto y las novedades

En el caso de Semana Santa, las reservas hoteleras que alcanzaban el 70% por la atracción que genera la Fiesta Nacional del Chocolate, terminaron por derrumbarse.

«Semana Santa es una fecha importante en el calendario.

Es un

stop

en la baja temporada para tomar aire y llegar a julio. Hoy la cuestión sanitaria está por encima de todo pero si pensamos en nuestra actividad y en la economía regional, la situación es compleja», reconoció la presidenta de la Cámara de Turismo de Bariloche, Belén García Bertone.


.
. Fuente: LA NACION – Crédito: Marcelo Martínez

El ejemplo más cercano es la erupción del volcán chileno Cordón Caulle Puyehue en el 2011, cuando la actividad turística de la región también sufrió un parate total. «En esa coyuntura, no sabíamos cuándo íbamos a volver a trabajar. Pero éramos solo nosotros. Había un país que empujaba; entonces, la reactivación era más fácil o palpable», agregó García Bertone.

A lo largo del 2019, la ciudad patagónica recibió 730.537 turistas y se convirtió en el mejor año de la década en cantidad de visitantes, con un 82,6% de turistas argentinos.

Se estima que el sector turístico genera entre 12.000 y 15.000 puestos de trabajo directos en Bariloche,

de un total de 55.000 empleos (que incluye el sector público). Estiman que el porcentaje de puestos indirectos vinculados al turismo también es representativo.

«La opción del gobierno nacional de otorgar

créditos a una tasa del 24%,

con tres meses de gracia, puede ser un paliativo para quienes tengan su caja abierta. Para nosotros que tenemos cero posibilidad de trabajar, es hipotecarse en un futuro incierto», señaló García Bertone.

Silvana Camelli administra un hotel de una estrella, a pocas cuadras del Centro Cívico. Tenía prevista una ocupación del 100% para el fin de semana largo de Semana Santa que debió cancelar tras la resolución que obliga el cierre de los hoteles.


El turismo genera entre 12.000 y 15.000 puestos de trabajo directos en Bariloche
El turismo genera entre 12.000 y 15.000 puestos de trabajo directos en Bariloche Fuente: Archivo

«Plantean que el sector hotelero no se debe quejar. Que hay resto. Es cierto. Fue una buena temporada de verano, pero muchos alquilamos, no somos propietarios y no podemos darnos el lujo de tener cerrado el hotel tres meses», resumió la mujer.

Consideró que las medidas adoptadas hasta ahora por el gobierno «son buenas y por ejemplo, los Repro (Programa de Recuperación Productiva) darán un respiro». «Yo tengo cinco empleados fijos y una empleada temporaria.

Hoy mi prioridad es que la gente perciba su sueldo.

Este mes pude pagar. Pero es preocupante para pequeñas empresas, como la mía, que damos trabajo a mucha gente. El desamparo es grande», aseguró Camelli.

Los empresarios del sector coinciden en que la actividad turística será la última en reactivarse una vez que se levante la cuarentena. «Pensar en vacaciones implica tiempo y recursos», admiten.

Joaquín Escardó, asesor de la Asociación Hotelera Gastronómica de Bariloche, avizoró «un horizonte de parate global de la actividad, al menos, hasta septiembre».


Los empresarios hoteleros están preocupados por cómo pagarán los salarios
Los empresarios hoteleros están preocupados por cómo pagarán los salarios

«Quizás en un tiempo, la cuarentena se mantenga generalizada solo en las regiones donde hay más casos de coronavirus, como Santa Fe o Buenos Aires. Pero de ahí son nuestros pasajeros. También es probable que las vacaciones de invierno se cancelen y ahí tendremos otro impacto. También estará el miedo de la gente a moverse», opinó el economista.

Destacó que solo el sector hotelero aportó el año pasado alrededor de 5.000 millones de pesos en Bariloche. Este año, ese monto ascendería a 6.000 millones de pesos. «Eso es lo que está en juego en este momento. Con esa plata se paga sueldos, que van a los comercios, cambiás el auto. Lo más complejo de la crisis es la incertidumbre», recalcó Escardó.

Camelli se refirió a la advertencia del presidente Alberto Fernández: «Fue claro: se va a enojar con los que despidan. ¿Cómo hago para estirar esto lo máximo posible sin hacer caja? Hay mucho hotelero en mi situación, con muchas familias que dependen de nosotros. Eso me desvela».

Las reservas para Semana Santa, al momento de las medidas preventivas por el coronavirus, alcanzaban el 70% en Bariloche. Se esperaba la llegada de turistas uruguayos que tienen una semana por esa fecha.

  • 30.000 plazas hoteleras

    formales en Bariloche. Se estima un número similar para las no formales.
  • 2.500 empleados temporarios

    en el sector turístico en Bariloche que solían trabajar en los fines de semana largos y en Semana Santa.

ADEMÁS

Related posts

De la venta de insumos al transporte: las opciones digitales que crecen en medio del coronavirus

admin

Deuda. En EE. UU. le ponen adjetivos a la estrategia argentina para negociar

admin

El futuro de las low cost argentinas, bajo amenaza

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad