Deportes

Valdano reflexiona sobre la exageración de convertir a Messi en el Che Guevara y rescata otro «teorema» de Gorosito



Valdano aborda la actualidad del fútbol desde su columna en el diario español El País. Fuente: LA NACION – Crédito: Aníbal Greco

El fútbol, como industria y juego, tiene análisis repetitivos, voces calcadas. Dentro de esa sinfonía muchas veces uniforme, la palabra de

Jorge Valdano

suele alumbrar aquello que parecía en penumbras o estaba en un segundo plano. Y lo trae al centro de la escena con la elocuencia que lo distingue desde que abordó el fútbol a partir de la escritura. Lo hizo con varios libros y lo mantiene con columnas en medios gráficos. Desde hace unos meses tiene un espacio semanal en el diario

El País

, de España, bajo el título

«Juego infinito»

, donde fragmenta en cuatro bloques sus observaciones sobre temas de actualidad.

A riesgo de que sus críticos tilden su prosa de «lírica» o

«versera» ,

Valdano es fiel a su manera de interpretar el fútbol como un juego siempre vinculado con la pasión del que empieza a practicarlo en la calle, en el potrero, y con el sentimiento del hincha que trasciende al negocio.

En su último escrito, el argentino campeón mundial en México 1986 se refirió a los recortes que algunas figuras hacen en sus salarios para contribuir a la economía de los clubes y también a las donaciones para afrontar las crisis sanitarias por el

coronavirus

. Y repara en la ambigüedad con que se juzga a los futbolistas, detrás la de cual, según apunta, siempre hay un gesto solidario: «Estamos acostumbrados a que un día sean buenos y otro día, malos; un día esforzados y otro, vagos; ahora debemos acostumbrarnos a que un día sean codiciosos y otro, revolucionarios.

La realidad es que son ciudadanos privilegiados que, cuando la sociedad lo reclama, no olvidan su origen y se comportan como ciudadanos comprometidos

«.

Conocedor desde adentro de los enfoques forzados en los que a veces incurren los medios, quien fue jugador, entrenador y director deportivo de Real Madrid

le dio un tirón de orejas

al diario deportivo


L’Equipe


por haber presentado en su portada a un Lionel Messi transfigurado en el Che Guevara: «Messi aceptó, en calidad de capitán, una reducción de salario y ‘una aportación adicional para que los empleados no profesionales cobren el 100% de su sueldo’. La respuesta de

L’Équipe

al acuerdo fue disfrazar a Leo del Che en un intento de trasladar al héroe deportivo al ámbito social. El prestigio del periódico francés no le salva del moderno gusto por la exageración».


La portada en cuestión del diario deportivo francés L´Equipe.
La portada en cuestión del diario deportivo francés L´Equipe. Crédito: L´equipe

Valdano también se metió de lleno en la polémica futbolera que a mediados de semana enfrentó a Alberto Fernández con Ricardo Caruso Lombardi, cuestionado por el Presidente por su estilo de juego avaro. Un contrapunto que en las últimas horas se salvó con una charla telefónica entre ambos y el reconocimiento público de Fernández a Caruso Lombardi por las dos veces que salvó del descenso a Argentinos. El primer mandatario había elogiado a Néstor Gorosito, que en una comida de hace años le había transmitido un «teorema» que Fernández haría suyo para combatir contra el coronavirus: «Si hacés las cosas bien, es muy posible que te vaya bien». Valdano recordó otra frase que lo sedujo de Pipo:

«Yo nunca comí con Gorosito

, pero un día lo vi en medio de un debate sobre la importancia de los drones en el fútbol y lo que dijo me hubiera gustado decirlo a mí:

‘No necesito un dron para saber que le están ganando la espalda al lateral derecho’.

Puestos a exagerar y en lo que a mí respecta, Pipo Gorosito tiene un teorema y una tesis».


Ricardo Caruso Lombardi dijo que Alberto Fernández lo había llamado luego de su crítica y que quedó conforme con la explicación del presidente.
Ricardo Caruso Lombardi dijo que Alberto Fernández lo había llamado luego de su crítica y que quedó conforme con la explicación del presidente.

Por último, Valdano aventuró qué fútbol sobrevivirá al coronavirus. Y fue optimista: «Nadie podría haber imaginado hace apenas tres meses que el fútbol perdiera centralidad, la economía de los clubes quedara temblando y los héroes pasaran a la clandestinidad. Dentro de unos pocos meses todo volverá a la normalidad. Seguirá intacta su capacidad de seducción,

los ídolos volverán a sus altares y bastará con tener una entrada del próximo partido para sentirnos protagonistas.

También seguiremos pensando que nuestro club es diferente a todos porque así lo decidió el sentimiento desde la infancia. El fútbol siempre acompasa a la gente y la gente, digan lo que digan, no va a cambiar. De manera que el nuevo fútbol será, ni más ni menos, como el viejo».

En su columna de la semana anterior, Valdano había señalado el shock que sufría su deporte por la Covid-19: «El fútbol se creyó importante hasta que el coronavirus le contó la verdad: es solo una simulación de la realidad. El coronavirus le arrebató la atención, la preocupación y los héroes.

Los aplausos se mudaron de los estadios a los balcones.

El fútbol, mal acostumbrado, se resiste a bajarse del escenario discutiendo sobre cómo y cuándo recomenzará la fiesta».

ADEMÁS

Related posts

El fuerte apoyo del papá de Marcelo Gallardo luego de perder la Superliga

admin

FIFAgate. La buena noticia que recibió Sepp Blatter sobre su situación judicial

admin

Más cambios en la Bombonera: el plan de Boca para quitar los alambrados de atrás de los arcos

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad