Deportes

PGA Tour: los sueños de campeón de Emiliano Grillo se terminan en el green



El objetivo de Grillo en este primer tramo del año es llegar al Masters de Augusta Fuente: AFP – Crédito: Jared C. Tilton

Cada vez que los zapatos de Emiliano Grillo pisan el green, sobreviene una sensación de inseguridad. Históricamente sólido desde el tee y con un alto porcentaje de aciertos al fairway, el chaqueño se desestabiliza cuando toma el putter y le apunta a la bandera desde cerca. Corto o largo en las pequeñas distancias, es una falencia que lo viene persiguiendo desde hace mucho tiempo en el PGA Tour y que le impide conseguir mejores resultados. Lo peor de todo: todavía no logra solucionarlo.

Una muestra muy clara fue lo que le sucedió en el Puerto Rico Open, el certamen alternativo que ofreció el máximo circuito para quienes no se clasificaron al WGS México Championship: el green fue el gran karma que le arrebató una chance cierta de campeón. Al final, quedó en el 3º lugar,
tras una última vuelta de 70 golpes (-2) y un total de 273 (-15). El ganador fue el noruego Viktor Hovland, también 70 en el día y un acumulado de 268 (-20).


Grillo anotó 5 birdies pero aflojó en el último tramo
Grillo anotó 5 birdies pero aflojó en el último tramo Fuente: AFP – Crédito: Kevin C. Cox

Son semanas para acelerar con el fin de clasificarse para el Masters de Augusta y, en pos de ese objetivo, Grillo dio un paso adelante. Pero sin dudas, el jugador formado en el Chaco Golf Club concluyó con un sabor amargo en el Grand Reserve Country Club, ya que pudo haberse entreverado todavía más arriba en el leaderboard. Y eso que el noruego Hovland les abrió la puerta a todos promediando la última vuelta, porque el triple bogey que cometió en el par 3 del 11 comprimió notablemente el tablero y le dio una gran dosis de suspenso al certamen.

Había sido un comienzo ideal para Grillo, con cuatro birdies en los primeros cinco hoyos. Significaba el primer envión que necesitaba para disputar el título con esa convicción que le había faltado en el último tramo de la tercera vuelta. Más allá del bogey en el 9, la gran sacada desde el búnker en el 10 -su quinto birdie del día-, representó otra señal de que realmente estaba en condiciones de luchar. Sin embargo, lo que siguió luego en el recorrido fue una sucesión de errores (bogeys en el 11 y 15) y oportunidades perdidas, con putts cortos en su trayectoria -aun adivinando las líneas- y pelotas que daban vuelta al hoyo. Incluso desperdició la ocasión de un birdie en el 18 para consolidarse como el único tercero del campeonato.

Autocrítico, ácido y exigente consigo mismo, Grillo sabe íntimamente que a esta altura de su carrera, a los 27 años y en su quinta temporada en el PGA Tour, debería haber ganado unos dos o tres torneos más en la principal gira, al margen del título que se adjudicó en octubre de 2015 en Napa, California, en su primera incursión como miembro del circuito. Este domingo, cada lamento frente a un putt fallado fue un recordatorio de que deberá seguir trabajando alrededor de la bandera, una zona en la que le brotan sus únicas dificultades en el juego. Porque está claro que cuando calibra la mira con el putter, el chaqueño es capaz de sorprender con su solidez y su aplomo. Ya dio pruebas de que es capaz de triunfar. Incluso, en este torneo, había terminado primero el viernes, al cabo de las dos primeras rondas.

Mientras tanto, Hovland -el amateur con scores más bajos en el Masters y el US Open de 2019- se repuso de aquel triple bogey con un águila en el 15 y un birdie en el 18, lo que le permitió superar al norteamericano Josh Teater por un golpe. A los 22 años, atesora el orgullo de ser el primer noruego en ganar en el PGA Tour, un chico con un futuro enorme que supo estar en la cima del ranking mundial amateur.

En cuanto a los otros argentinos, Julián Etulain sacó provecho de la invitación que recibió de la organización y finalizó 20º, con 277 (-11). Nelson Ledesma redondeó una gran vuelta de 65 (-7) y terminó 44º, con 280 (-8), mientras que Fabián Gómez no pudo dar un salto final y se ubicó 52º, después de acumular 282 (-6). Andrés Romero no había podido superar el corte.


El swing del chaqueño Grillo en el atardecer de Puerto Rico
El swing del chaqueño Grillo en el atardecer de Puerto Rico Fuente: AFP – Crédito: Kevin C. Cox

El deseo de convertirse en el tercer argentino en Augusta

«Fue una semana positiva; si me decían que terminaba tercero, decía que sí. Un poco de sabor amargo por la manera en que arranqué la última vuelta y no haber terminado muy bien. Pero estoy sumando para lo que viene y todavía me quedan tres semanas para seguir acumulando puntos», señaló Emiliano Grillo. Antes de su tercer puesto en Puerto Rico, el chaqueño estaba sumido en una inusual mala racha de tres cortes fallados de forma consecutiva: no había podido llegar al fin de semana en Torrey Pines (San Diego), en el TPC de Scottdale y en Riviera, en Pacific Palisades. Sin duda, un rendimiento decepcionante para sus habituales estándares en el PGA Tour. Sin embargo, su última actuación le permitía avanzar más de 30 casilleros en la FedEX Cup, aunque dependía de las posiciones finales en el WGS Championship de México. Su meta es llegar a Augusta y unirse a los dos argentinos clasificados: Angel Cabrera y el joven aficionado Abel Gallegos, último campeón del Latin America Amateur Championship (LAAC).

ADEMÁS

Related posts

Carlos Tevez. Llegó al entrenamiento de Boca en una Ferrari de US$600.000

admin

La polémica en el fútbol argentino: el fastidio de Ricardo Centurión por haber tenido que salir a jugar en medio de la crisis por el coronavirus

admin

San Lorenzo-Estudiantes, por la Superliga: mirá cómo se movió cada jugador, el mapa de los remates y quién dio más pases

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad