Deportes

Los Leones: cómo resetearse y postergar por un año la defensa del oro olímpico



Juan Manuel Vivaldi, el arquero de los Leones que sigue vigente después de los 40 años

«Hay que resetearse. Este cambio de planes nos lleva a rearmar la planificación en función de la nueva fecha y habrá que seguir trabajando con el foco puesto en

Tokio 2021. Se verá cuando se puedan retomar los entrenamientos

«, argumenta

Juan Manuel Vivaldi,

arquero de

los Leones

. El mundo deportivo quedó desacomodado tras la postergación de los

Juegos Olímpicos 2020

, pero a su vez, es consciente de la crisis sanitaria mundial, y cuál es el camino. A los medallistas dorados en Río 2016 les duele, pero el contexto global deja al hockey sobre césped en un segundo plano y todos entienden que en un momento como éste, la salud es prioritaria.

«Tokio 2020 era un torneo que lo veníamos esperando y preparándonos hace muchísimo tiempo. Era de lo único que hablábamos y todo apuntaba ahí. Pero me parece que con todo lo que se está viviendo en el mundo, los Juegos quedan en un segundo plano, lo primero es la salud. Obviamente que queríamos jugarlos y defender la medalla, pero antes de ser atletas somos personas y lo más importante es que todos podamos recuperar nuestras vidas, la salud, y que los médicos encuentren la cura o la manera de combatirlo», detalla

Juan Martín López.


Pedro Ibarra, capitán de la selección de hockey sobre césped
Pedro Ibarra, capitán de la selección de hockey sobre césped Crédito: FIH

«Los Juegos Olímpicos, los entrenamientos, todo queda todo eclipsado por esta crisis mundial que estamos viviendo. Este contexto global es lo más importante y tenemos que salir adelante como sea. Así que hoy estamos concentrados en hacer lo que tenemos que hacer y lo que nos toca como ciudadanos. Hoy la prioridad está puesta en combatir esta pandemia y luego ya pensar en Tokio 2021», añade

Pedro Ibarra

, capitán de los Leones.

De un día para el otro tuvieron que aprender a adaptar sus rutinas de entrenamiento, acomodar los muebles para tener más espacio, reordenar sus horarios, y el de sus hijos para volver a empezar. El preparador físico les fue actualizando sus rutinas y adaptándolas según el espacio disponible. El decreto del distanciamiento social y aislamiento obligatorio los llevó a rearmarse y ahora esta nueva postergación olímpica, lo hace aún más.

La edad de algunos jugadores es todo un tema. Vivaldi, que llegará a la cita olímpica con 42 años, tenía en sus planes retirarse del seleccionado una vez finalizada esta realización, pero la decisión del

Comité Olímpico Internacional

prolonga su adiós al seleccionado y pone sobre la mesa varios aspectos que deberá retrasar.

»

La motivación y la fuerza para entrenarse siempre están

y en mi caso, son el motor para seguir día a día. Lamentablemente esta crisis ahora es lo más importante a resolver y lo único que se piensa.

Debemos ser conscientes de los cuidados y responsables como individuos

, el deporte, el retiro, los entrenamientos pasan a un segundo plano», describe el arquero que disputó 261 partidos internacionales con la selección.

«La decisión del COI nos afecta de todas formas, sin dudas. De mi parte tenía decidido ya este año dejar de jugar una vez que terminará Tokio. Ahora habrá que repensarlo y ver qué camino tomar. Pero, insisto, todo esto queda en un segundo plano, ahora lo importante es poder salir adelante de esta crisis», cuenta López, jugador surgido en Banco Provincia al igual que Vivaldi.


18 de agosto de 2016: un día inolvidable para la selección de hockey, campeona olímpica en Río
18 de agosto de 2016: un día inolvidable para la selección de hockey, campeona olímpica en Río Fuente: Archivo – Crédito: DPA

Conocen en primera persona el sabor de la victoria olímpica. Anhelan esos abrazos, las lágrimas, el lugar en los más alto del podio. Saben el peso exacto de la medalla de oro, su valor y el esfuerzo. El 18 de agosto de 2016 los marcó a fuego y les dio más hambre que nunca en busca de superarse. Ya sin Carlos Retegui al mando, pero con Germán Orozco. Por eso, tenían marcado a fuego el día de su debut en los Juegos Olímpicos de Tokio, el día que comenzaría ese nuevo camino. Ahora todo se retrasa y se vuelve a barajar. Será un año y algunos meses más de preparación, entrenamientos y tiempo para ultimar detalles de cara a este sueño.

«Río 2016, es un recuerdo imborrable, y pasarán los años y siempre lo voy a recordar de la mejor manera. Pero eso no quiere decir que no quiera superarme cada día. Para mí, tras haber conseguido la medalla de oro, es un nuevo límite a superar. El contexto puede frenar un poco la calidad de tu entrenamiento, pero en realidad lo que más nos modifica es la rutina que llevábamos, los ritmos, el rodaje, y sobre todo el calendario incierto por venir», resalta

Agustín Mazzilli,

desde Amsterdam,, donde había viajado para disputar la fase final de la Liga con su club. «No nos queda otra que adaptarnos, mantenernos tranquilos, cuidarnos entre nosotros y no perder el foco».

Cuando comenzó este año, dentro del plantel se respiraba un grupo motivado, unido y que trabajaba en pos de un mismo objetivo. Había un solo tema del que se hablaba, y a pesar que no lo expresaban, la ansiedad para que llegara el mes de julio estaba latente. Pero, también eran (y lo son) un equipo que está atravesando un recambio generacional. Si bien ya llevan casi un año de trabajos en conjunto -jugadores jóvenes con un gran nivel y los experimentados campeones olímpicos- bajo las directivas de

Orozco,

aún restan detalles por mejorar, rodaje que ganar y afinar lineamientos propios del juego. Este tiempo extra, les dará más tiempo de trabajo en pos de un mejor funcionamiento y ensamblaje.

«No, ansiosos ya no. Esto es algo que se dio así, por fuerza mayor, y ya está. Ahora hay que aprovechar este tiempo para trabajar. En primer lugar, de manera individual y cuando se pueda como equipo. Hay que aprovecharlo como una oportunidad que tiene el equipo para ver los errores que cometimos y ver la mejor alternativa para no volverlos a cometer, afinar detalles, rodaje. Tenemos más tiempo para preparar nuestro gran sueño», explica Pedro Ibarra, jugador del Club San Fernando.

«Estábamos en un momento donde el equipo estaba terminando de adaptarse para llegar de la mejor manera a julio. El grupo tiene jugadores jóvenes, que iban a tener su debut, así que buscándole el lado positivo, este tiempo extra nos da más tiempo de preparación y minutos en cancha. Pero imagino la bronca de muchos por la postergación, el volver a maquinar, la ansiedad», suma Mazzilli, autor del último gol de la final olímpica 4-2 frente a Bélgica.

Un llamado a la consciencia y responsabilidad

La postergación de los

Juegos Olímpicos

sin dudas cambió la realidad de los atletas. Pero lejos del enojo o la frustración, entienden el contexto y realzan -de manera unánime- la importancia de cuidarse y cumplir con la

cuarentena

, para poder vencer esta pandemia.

«Me lo tomo con la responsabilidad que se merece, no todos somos conscientes del problema mundial que estamos viviendo. Un ejemplo, es saber que los únicos Juegos Olímpicos que se movieron fueron por guerras, entonces eso nos da un parámetro de la magnitud que maneja este virus. Trato de estar tranquilo, quedarme en mi casa y acompaño a mis hijos en la parte que me toca, ayudándolos con la tarea y tratando de ganar tiempo en familia, que es lo que como deportistas más nos duele cuando pasamos tanto tiempo fuera de casa», describe

Ibarra.

«Quedarnos en casa es el granito de arena que podemos aportar a la situación. Espero que todos entiendan esto. Creo que se tomaron decisiones buenas y prematuras, pero ahora hay que esperar y entender que si no se respeta el escenario puede cambiar drásticamente», apunta

Mazzilli

.

«Es un escenario que nunca se vivió y es difícil estar 24 horas solo en tu casa, se extrañan las rutinas. Pero ahora lo más importante es que podamos salir adelante de esta pandemia y que esto sea el día de mañana solo un mal recuerdo», dice

López

.

«Es una situación muy delicada que requiere del aporte de todos. Con mi familia lo vivimos tratando de adaptarnos a esta nueva realidad e intentamos ponerle la mejor onda día a día. Es un momento difícil para mucha gente y tenemos que tener paciencia y sobre todo responsabilidad ante las medidas que se toman y nos piden. Hoy en día la mejor cura y el mejor método de prevención es quedarnos en casa», apunta

Vivaldi

.

ADEMÁS

Related posts

La anécdota del marinero y la gorra del chico que se ahogaba

admin

Cristina Kirchner despidió a Braian Toledo: «Gracias por llevar siempre la bandera argentina tan lejos como tu jabalina»

admin

River: las tres figuras que eran decisivas y ahora ven con buenos ojos la puerta de salida

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad