Deportes

La nueva vida de Germán Lauro: del lanzador que dejó de ser al manager obsesivo que llega



Lauro, listo para empezar a transitar un nuevo camino Fuente: Archivo

«Son decisiones que siempre cuestan tomar. Hacía un tiempo que lo venía masticando y pensando. Se hace difícil, porque son muchos años donde mi vida giró alrededor del deporte, y después de tantos años el hecho de decir ‘bueno, basta’ se hace aún más complicado», cuenta
Germán Lauro del otro lado del teléfono, desde Trenque Lauquen. El
lanzador de bala y disco resolvió retirarse del deporte, y si bien fue una decisión que procesó por un largo tiempo, hoy se siente a gusto con lo realizado y expectante por lo que vendrá.

Lauro es sinónimo de atletismo. Su nombre fue uno de los más resonantes dentro del deporte argentino por logros, participaciones y resultados. Pero también por coraje, predisposición y valentía a la hora de alzar la voz. Siempre fue un ejemplo a la hora de los entrenamientos y las competencias. Nacido hace 35 años en la ciudad de bonaerense, eligió un deporte de poca exposición, y fue a través de sus logros que comenzó a ganarse un lugar dentro de la agenda pública. Creció su imagen y la de su disciplina.

Ganador de 18 medallas en Sudamericanos de Mayores: 9 títulos, seis consecutivos en bala, y otros tres en disco. Es el atleta argentino de mejor ubicación en el historial de los Mundiales y Mundiales Indoor. Logró ser finalista de las ediciones 2012, 2013, 2015 y 2016. Es el tercer argentino en llegar al podio de lanzamiento de bala en los Juegos Panamericanos, lo que consiguió en dos oportunidades con los bronces en 2011 y 2015. Participó en tres Juegos Olímpicos (Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016) y alcanzó el sexto puesto en 2012. Y en 2013, se convirtió en el primer argentino en recibir la invitación y competir en la Diamond League de Doha, cita donde además alcanzó la medalla de plata con un lanzamiento de 21,26 metros, marca que fue récord sudamericano y argentino.


Una imagen del pasado: Lauro ya no volverá a competir
Una imagen del pasado: Lauro ya no volverá a competir Fuente: AP – Crédito: Matt Dunham)

«Lo de la Liga de Diamantes fue algo muy lindo, una doble alegría. Porque pudimos abrir un poco la puerta a este nivel de competencias para que otros argentinos también pudiesen competir. Sería muy egoísta de mi parte solo ver el aspecto personal, lo trascendente es que además haya servido para abrirle puertas a más atletas argentinos. Eso hizo que valiera el doble la pena y el esfuerzo. Introducir el atletismo argentino en esos niveles fue algo muy bueno», apunta Lauro. «Además, esa competencia para mí fue espectacular porque logré un récord sudamericano y mi mejor marca histórica.»

-Si tuvieras que elegir alguna competencia que te haya marcado, ¿cuál sería?

-Es difícil, fueron muchas. Pero dos que destaco mucho a nivel deportivo fueron, por un lado mis primeros Juegos Olímpicos de Pekín. Esos Juegos me sirvieron para darme cuenta cómo pensar el atletismo. Antes, tal vez lo veía un poco más como un ‘hobbie’ o lo practicaba para poder estudiar y seguir haciendo lo que me gustaba, pero a partir de ahí me di cuenta que lo podía practicar de una forma profesional. Que eso era posible. Veía a los rivales lejanos e inalcanzables, pero me di cuenta de que eran humanos y que llegar a su nivel era posible. En segundo lugar estaría el Mundial indoor 2012, que llegó después de esos Juegos, y es ahí que me di cuenta de que les podía ganar. Terminé sexto, alcancé la confianza necesaria y a partir de ahí se empezaron a dar los mejores resultados que tuve.

Durante su etapa como atleta de elite, siempre se hizo tiempo para ayudar a las camadas más jóvenes. Siempre tuvo un ojo puesto ahí para aconsejar, capacitar y motivar a los más chicos. Además, siempre se involucró en el desarrollo del deporte, voz autorizada para la construcción de nuevos proyectos a futuro. Esta es una de las ramas que no quiere dejar de lado. Pero ya habrá tiempo.

Si bien aún no sabe cómo reestructurará su vida y sus rutinas, conoce sus gustos y los diferentes caminos que puede tomar. Dejar un deporte tan rutinario como el atletismo no será fácil, él mismo lo reconoce, por eso sabe que alguna actividad ya encontrará. Por el momento retomó los estudios -cursa el último año de la carrera de contador público a distancia- y planea recibirse a finales de año.

«La verdad que no sé para dónde me llevará esta nueva etapa. Espero poder seguir ligado al deporte porque es lo que hice casi toda mi vida. Si bien seguimos un poco ligado con mi ex entrenador [Carlos Llera], organizando campamentos y concentraciones con los más chicos para seguir buscando nuevos talentos y para seguir desarrollando los que ya están. Nosotros tenemos que pelear para tener un recambio cada vez más continuo», explica. Y añade: «Tengo que reestructurar toda mi vida. Todo giraba en función del deporte: horarios de entrenamientos, descansos, rutinas. Hoy es volver a encontrar una nueva rutina. Haber vuelto a los estudios me ayudó a canalizar un poco el tiempo y eso está bueno. Y también están estos nuevos compromisos que me brindó la Confederación Argentina de Atletismo (CADA)para no estar tan desligado del deporte y seguir estando activo.»

-En julio estarás en Tokio, tus cuartos Juegos Olímpicos, pero esta vez desde otra función.¿Cuál es la propuesta que te ofrecieron?

-No está confirmado, confirmado, pero desde la Confederación me propusieron un cargo de «Técnico Operativo de selecciones nacionales», algo así como un manager, una manera de seguir ligado al deporte. En esta función, una de las actividades sería viajar a Tokio como Jefe de delegación para asistir en los aspectos administrativos y para toda la parte operativa de los atletas. Para mí es un gran reconocimiento por parte de la Confederación, y también una gran responsabilidad. Distinta a la que estoy acostumbrado.

Entusiasta, pero medido. Es objetivo, pensante. Revela que no siguió cábalas durante su carrera, pero acepta que fue un obsesivo con su profesión. Es agradecido y amable. Supo ser un referente del lanzamiento de bala y disco en la Argentina, pero huyó del pedestal. Anunció su adiós de la actividad a través de un posteo en sus redes. Sencillo y humilde, ya volverá a dar que hablar, esta vez con otra responsabilidad.

«El deporte educa y te enseña muchísimos valores. Tuve entrenadores muy buenos que no solo me enseñaron en el campo deportivo, sino especialmente en el terreno humano, y eso siempre lo destaqué. El hecho de no ser tomado como una herramienta de trabajo y haber valorado a la persona es una de las grandes enseñanzas que me dejó este deporte», concluyó.

ADEMÁS

Related posts

【SELECCIÓN ARGENTINA】No estaría cómoda en la TABLA de las ELIMINATORIAS

admin

Adolfo Gaich se va de San Lorenzo en el pase más caro de la historia del club

admin

El escalofriante accidente en la vuelta final de las 500 Millas de Daytona

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad