Deportes

El equipo de los jugadores libres: intrigas, intereses y reglamentaciones para resolver en dos meses



Licha López, Tevez y Scocco, tres figuras que podrían quedar libres dentro de pocas semanas

Germán Lux; Iván Pillud, Junior Alonso, Gonzalo Rodríguez y Lucas Licht; Andrés Roa, Gerónimo Poblete y Mauro Formica; Carlos Tevez; Lisandro López e Ignacio Scocco. Podría ser la formación de cualquier equipo competitivo de la

primera división argentina

. Pero es una posible formación de los futbolistas

cuyos contratos terminarán el 30 de junio

, y si la Superliga opta por

dar por concluida

la competencia antes de esa fecha,

quedarán libres

y podrán elegir el

destino que quieran

. La

FIFA

emitió una serie de

recomendaciones

la semana pasada, que están

atadas a las leyes laborales de cada país

: en

Suiza

quieren que las asociaciones nacionales

culminen sus competencias en las canchas

y no en los escritorios, pero ese escenario podría no cumplirse en la Argentina.

La visión entre los dirigentes de primera es que la pelota recién podría volver a rodar en agosto o septiembre. Siempre, sin público en los estadios. En ese escenario, no tendría sentido continuar con la Copa de la Superliga, por lo que la sugerencia de la FIFA no se cumpliría y quienes no hayan rubricado el 30 de junio un nuevo convenio quedarán en libertad de acción. El primer paso que debería darse para una prórroga es que la AFA defina la continuidad de la temporada 19/20 hasta una fecha determinada. Si la da por terminada, ya no habrá extensión posible: esos futbolistas (los más destacados de una lista cercana a 30) podrán buscar nuevos horizontes.

«La FIFA deja que cada federación amplíe el plazo originario de terminación de cada liga, pero la duración del contrato siempre depende del derecho laboral de cada país», explica Ariel Reck, uno de los máximos especialistas en derecho deportivo de la Argentina. El letrado agrega: «En el 99,9% de los países (incluida la Argentina) necesitás un acuerdo, ya sea individual con el jugador o colectivo con el gremio. Acá eso va a ser individual: cada club debe prorrogar el contrato aunque sea con una notita diciendo hasta la fecha en la que sigue. Si la Argentina decide empezar en julio (o más tarde) la nueva temporada, no tiene sentido prorrogar nada».


El contrato de Ignacio Scocco con River termina el 30 de junio. Si no renueva antes y el torneo se termina jugando, debería acordar una prórroga con el club.
El contrato de Ignacio Scocco con River termina el 30 de junio. Si no renueva antes y el torneo se termina jugando, debería acordar una prórroga con el club. Fuente: LA NACION – Crédito: Marcelo Aguilar

¿Por qué, entonces, la FIFA «sugiere» la continuidad de los contratos? «Es para las asociaciones que deciden continuar las ligas, a las que se le correrán las ventanas de transferencias. Está pensado para toda Europa, donde las fechas de las competencias domésticas coinciden. Si España e Italia deciden terminar en septiembre, los libros de pases en vez de abrirse en julio se van a abrir en septiembre. Entonces, el jugador que tenía contrato hasta junio, si no prorroga hasta septiembre no puede irse a otro club, porque los libros de pases están cerrados», ilustra Reck. Si Italia, España e Inglaterra decidieran seguir sus torneos hasta septiembre y las ventanas de transferencias estuvieran abiertas, por ejemplo, Napoli podría terminar el torneo sin dos de sus principales atacantes: el belga Dries Mertens y el español José Callejón, cuyos contratos concluyen el 30 de junio.

«En principio, es recomendable que clubes y jugadores negocien de buena fe, ya sea caso por caso o de manera colectiva», aporta Mariano Clariá, abogado especializado en derecho deportivo y socio del estudio Clariá & Trevisán. Y agrega: «Si no logran un acuerdo, lo que puede pasar es bastante incierto ya que la decisión en eventuales conflictos dependerá de las circunstancias de cada caso, por ejemplo, de cómo estén redactadas las cláusulas del contrato, de cuándo se reanuden y finalicen las competencias, de las nuevas fechas del TMS (Transfer Matching System, la plataforma electrónica de FIFA para las transferencias de jugadores) en cada mercado, del comportamiento de las partes durante la negociación de cada caso e incluso de eventuales nuevas recomendaciones de FIFA».

El máximo responsable del área legal de FIFA, Emilio García Silvero, aclaró el alcance de las directivas impartidas la semana pasada a las asociaciones nacionales, como la AFA: «FIFA no puede prorrogar los contratos más allá del 30 de junio (porque no tiene jurisdicción laboral sobre los países). Las ventanas de transferencias no van a ser las mismas y los jugadores no van a poder ser inscritos». En diálogo con Cadena COPE, de España, García añadió que «el 1 de julio no se abre el mercado». Así, puede pasar que los futbolistas que terminen su contrato el 30 de junio en Europa y opten por declararse en libertad de acción queden colgados y no puedan jugar para ningún equipo.

De todas maneras, para finales de junio faltan dos meses y medio. Demasiado tiempo para un fútbol argentino que, al día de hoy, no sabe cómo hacer para pagar los sueldos completos de abril (y, en algunos casos, de marzo). Las negociaciones a futuro quedarán en stand-by hasta que la pandemia del coronavirus brinde un respiro. Y se vuelva a hablar del juego y de sus protagonistas: los futbolistas.

ADEMÁS

Related posts

Copa Libertadores: Binacional, el debutante peruano que juega a 3824 metros de altura, bajó a San Pablo y tiene a River en la mira

admin

Lucas Bernardi: las patadas para Messi, la bienvenida de Weah, las enseñanzas de Deschamps y los secretos de Gallardo

admin

Todo lo que está mal y que el tenis debe cambiar ya mismo

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad