Deportes

Coronavirus: el fútbol alemán vuelve a rodar, un científico protesta y Rummenigge propone un «fútbol racional»



El entrenador alemán del Bayern Munich, Hansi Flick, en una sesión de entrenamiento del plantel. Este lunes volverán a trabajar Fuente: Archivo – Crédito: AFP

Las señales se convirtieron en un dato: este lunes, el fútbol alemán será el primero de las grandes ligas del mundo en generar una fotografía con jugadores corriendo en una cancha desde que la

pandemia de coronavirus

obligó a (casi) todos a guardarse en casa. Y, si bien continúan las restricciones, los clubes de la

Bundesliga

organizaron sus planes de trabajo en el campo de juego respetando todas las medidas de distanciamiento social impuestas en el país. Uno de los que anunció oficialmente que retomará las prácticas es el gigante, múltiple campeón del torneo local:

Bayern Munich

estableció que sus jugadores se entrenarán en grupos de no más de cinco simultáneamente, en su centro deportivo.

La revista deportiva alemana «Kicker» explicó que el entrenador Hansi Flick, que recientemente renovó su contrato hasta 2023, fue quien impulsó la idea de comenzar con las actividades en el campo de juego. Si bien los futbolistas tenían un plan de trabajo y hasta mantenían videoconferencias con sus compañeros y el preparador físico, el técnico de Bayern entendió que debían ya regresar al predio a entrenarse.

Esta metodología que aplicará Bayern, de

trabajar en grupos reducidos y turnos escalonados,

también será adoptada por otros clubes de la Bundesliga como

Borussia Dortmund, Schalke 04, Leipzig, Wolfsburgo y Ausburgo,

y se cree que comenzará a replicarse en la mayoría de los 18 planteles de la competencia de la máxima categoría de Alemania, una de las cinco más poderosas del mundo.


Ina vista general de los asientos vacíos del Allianz Arena, el estadio de Bayern Munich. Los clubes de la Bundesliga esperan reiniciar la temporada a principios de mayo y completarla a fines de junio
Ina vista general de los asientos vacíos del Allianz Arena, el estadio de Bayern Munich. Los clubes de la Bundesliga esperan reiniciar la temporada a principios de mayo y completarla a fines de junio Fuente: Archivo – Crédito: dpa

Hay otras particularidades que impulsa la Bundesliga para afrontar los peligros de volver a reunir a sus jugadores. Una es que los clubes dispondrán de el material necesario para hacer testeos de Covid-19 a sus planteles cada tres días. Y si alguno diera positivo, sería el único en volver a estar en cuarentena: los demás seguirían trabajando juntos, tal como se estipuló ahora.

Sin embargo,

el virólogo alemán Ulf Dittmer advirtió sobre las dificultades de realizar pruebas regulares de coronavirus a los jugadores

de los clubes de la primera división. «Estamos casi al límite de la capacidad de los laboratorios alemanes», dijo el jefe de virología del Centro Médico Universitario de Essen, según las declaraciones que publicó el diario Westdeutsche Allgemeine Zeitung.

El especialista alemán explicó también: «No sé qué laboratorio estará disponible para los jugadores sanos de la Bundesliga, teniendo en cuenta que necesitamos urgentemente realizar estas pruebas a los enfermos graves», recalcó Dittmer.

Esas miradas contrapuestas no son lo único que puede ofrecer el fútbol alemán en este contexto. Valga el ejemplo de un rival tradicional de Bayern Munich, animador habitual de la Bundesliga:

Borussia Dortmund

anunció que desde este lunes su estadio será un espacio de lucha contra la pandemia.

«Nuestro estadio es un símbolo de la ciudad, un punto de referencia para casi todos en Dortmund y sus alrededores»

, destacó Hans-Joachim Watzke, presidente del consejo de administración del club.

El área de la tribuna norte fue transformada en un centro de asistencia para personas afectadas por el Covid-19 ya que «sus condiciones de infraestructura y espacio lo convierten en un lugar ideal para ayudar a personas potencialmente infectadas o infectadas por el coronavirus», ponderó Watzke.


Una de las tribunas del estadio de Borussia Dortmund será utilizada como un espacio de lucha contra el coronavirus
Una de las tribunas del estadio de Borussia Dortmund será utilizada como un espacio de lucha contra el coronavirus

Esa tribuna está directamente conectada con un centro de diagnóstico central, con controles realizados en la North Clinic, y será un centro de tratamiento para evaluar la gravedad del virus y decidir si el paciente puede seguir su recuperación de modo ambulatorio o precisa ser hospitalizado.

«Queremos restituir a la gente lo que nos dio durante años», completó Watzke, quien resaltó que el estadio servirá especialmente para asistir a personas con enfermedades respiratorias y fiebre».

¿Más dinero o más racionalidad?

Las restricciones en el contacto social impuestas por el gobierno alemán están vigentes hasta, al menos, el 19 de abril y la suspensión de la actividad futbolística fue fijada, en principio, hasta el 30 del actual. Hasta este domingo, el país registra 98 mil casos positivos. De ellos, 71 mil son casos todavía activos, 26.500 se recuperaron y 1.500 personas murieron.

Los clubes alemanes desean terminar con la temporada, a la que le restan nueve fechas, porque en caso contrario perderán cerca de 750 millones de euros en derechos de TV. Una encrucijada que se presenta entre la economía del fútbol y las urgencias sanitarias de un país con miles de pacientes en riesgo.

Por otro lado, Karl-Heinz Rummenigge, CEO del Bayern Munich, cree que el coronavirus podría dejar como consecuencia positiva un fútbol más racional: «El coronavirus nos puede ayudar a crear un mundo más racional, también en lo que respecta al fútbol. Debemos corregir los errores del pasado. No creo que deba ser algo dramático. Bastará con que cada uno esté dispuesto a corregir un poquito su filosofía, y quizá tengamos un fútbol más sano».


Karl Heinz Rummenigge, CEO de Bayern Munich
Karl Heinz Rummenigge, CEO de Bayern Munich Fuente: Archivo – Crédito: AFP

El directivo también apoyó jugar los torneos hasta el final, aunque tome más tiempo: «Soy un defensor total. Por dos razones: primero, por justicia deportiva. Y segundo, por razones financieras, porque de que terminen los campeonatos depende muchísimo dinero que todavía no hemos cobrado, especialmente de las televisiones».

«Cada crisis encierra también una oportunidad. Desde hace mucho, los salarios de los jugadores y el precio de los traspasos han tenido una evolución malsana. La crisis llevará a que eso se detenga», dijo Rummenigge en la revista «51».

Fuente: agencia DPA y revista Kicker

ADEMÁS



Related posts

Otra vez Gabigol hizo lo suyo y Flamengo ganó un trofeo sudamericano

admin

Napoli-Barcelona, por la Champions League: hora, TV y formaciones con Messi donde brilló Maradona

admin

El hincha de Boca menos pensado: Ben Affleck posó con la camiseta xeneize

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad