Deportes

Ajedrez: el talento de Capablanca, el único campeón mundial de habla hispana



El talento de Capablanca brotó ya desde muy pequeño y ante su padre

A los jugadores de ajedrez de habla hispana, y aún a todos los de ascendencia latina, les cuesta mucho alcanzar el nivel de los mejores del mundo. Así ha sido siempre, pero con una notable excepción:

José Raúl Capablanca (1988-1942)

es una figura mítica del ajedrez. Todos quienes compitieron con él consideraron que tenía un talento superlativo. Nacido en Cuba, país sin tradición ajedrecística en aquel entonces, resulta un enigma que haya sido el único campeón de habla hispana, como también el único de ascendencia latina.

Aprendió a jugar siendo niño, a los cuatro años, observando a su padre jugar con un amigo. Cierto día, para sorpresa de los contendientes, sugirió una jugada que ellos habían pasado por alto. Enseguida jugó una partida con su padre y lo venció. A los trece años fue campeón de Cuba y rápidamente alcanzó el nivel de juego de los mejores del mundo. Ganó el campeonato mundial en La Habana 1921 a Emanuel Lasker, otro gigante del ajedrez, y lo consiguió sin perder ninguna partida en el match, lo que le dio fama de invencible.

Perdió el título ante su rival antitético, Alexander Alekhine, en Buenos Aires 1927. Luego de este match quedaron enemistados y Alekhine nunca la concedió la revancha, situación que fue posible en aquel entonces porque el campeonato del mundo no estaba reglamentado. Así y todo Alekhine declaró: «Nunca he visto, ni espero ver, un jugador con tal facilidad para entender el ajedrez como Capablanca».

Lo que hizo célebre entre los ajedrecistas a Capablanca fue su estilo de juego. «Capa» como le decían sus contemporáneos, había logrado «in mente» la síntesis del ajedrez posicional. No necesitaba pensar: de un vistazo entendía cada posición, sus puntos fuertes y débiles, qué piezas había que cambiar, cuales preservar, y jugaba en consecuencia.

Rara vez se decidía a atacar o a desarrollar un juego combinativo; pero lo hacía tan bien como cualquier otra técnica del juego. Muchos campeones posteriores reconocieron su deuda con Capablanca por su enfoque ajedrecístico. Dejó una indeleble impresión en Botvinnik, patriarca del ajedrez ruso. Este recomendaba «jugar según la posición, como lo hacía Capablanca.» Y luego Bobby Fischer y Anatoli Karpov admitieron su influencia.

Hoy en día, cuando los ajedrecistas decimos «capablanquino», nos referimos a un estilo limpio y claro, o a una técnica de juego impecable. Les presento una partida representativa de ese estilo.

Blancas: Winter,W. Negras: Capablanca,J.R. Hastings 1918.

1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Cc3 Cf6 4.Ab5 Ab4 5.0-0 0-0 6.Axc6 dxc6 7.d3 Ad6 8.Ag5 h6 9.Ah4 c5 10.Cd5? (Error posicional que Capablanca detecta de inmediato.) 10…g5! 11.Cxf6+ (No 11.Cxg5 Cxd5! ganando) 11…Dxf6 12.Ag3 Ag4! 13.h3 Axf3 14.Dxf3 Dxf3 15.gxf3 f6! (Así Capablanca ha confinado al alfil blanco a un encierro del que no podrá escapar.)16.Rg2 a5 17.a4 Rf7 18.Th1 Re6. (Centralizando el rey.) 19.h4 Tfb8 20.hxg5 hxg5 21.b3 c6 22.Ta2 b5 23.Tha1. (Una manera de reaccionar de las blancas sería jugar c4, para así «hacer malo» también al alfil negro, pero en ese caso la actividad de las torres negras lograrían prevalecer: 23.c4 bxa4 24.bxa4 Tb3 25.Td1 Tab8 26.Rf1 Tc3 27. Re2 Tbb3 28.Taa1 Ta3! ganando un peón por la amenaza táctica Txd3.) 23…c4! 24.axb5. (Si 24.dxc4 bxc4 25.bxc4 Tb4] 24…cxb3 25.cxb3 Txb5 26.Ta4 Txb3 27.d4 Tb5 28.Tc4 Tb4 29.Txc6 Txd4. (0-1)

ADEMÁS

Related posts

Coronavirus. River: cómo son las prácticas para 400 jóvenes, que incluyen trabajos de contención y educación

admin

Súper Liga Americana de Rugby: se estrena Ceibos, el Jaguares «B» de la UAR

admin

El defensor argentino que estuvo entre los 100 mejores de 2019 y que en México es referente a los 34 años

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad