Argentina

River, entre la mejor racha como visitante en 20 años y la curiosa doble deuda interna


Gallardo busca la corona que le falta: el de campeón argentino Fuente: LA NACION – Crédito: Marcelo Manera

«Quedan ocho finales y hay que jugarlas como tal». Durante la pretemporada, el entrenador
Marcelo Gallardo apuntó parte del trabajo diario a un aspecto fundamental:
mentalizar al plantel de
River con la idea de que todos los partidos restantes de la
Superliga eran decisivos y había que jugarlos como un mano a mano de Copa, para evitar otro flaqueo inesperado en el regreso a la actividad oficial, como ocurrió en los últimos años. Los jugadores lo entendieron y cumplieron. El equipo
volvió fortalecido con dos triunfos como visitante para ser único líder y soñar con el título. Ahora le quedan otras seis finales para revalidar lo conseguido.

La fuerte mentalidad competitiva y el deseo continuo de ir por más son características que pintan por completo al River de Gallardo. Esta vez, tachar el torneo local de la lista de coronas pendientes es el primer gran objetivo del 2020 para el Millonario. Así lo planteó en la vuelta al trabajo el 3 de enero: el equipo no debía claudicar en el pronto regreso a la competencia. Por eso,
haber superado a Independiente y Godoy Cruz, tanto en el resultado como en el rendimiento, le permite proyectar a futuro: los niveles individuales y colectivos están en crecimiento y ya logró tres puntos de ventaja sobre los escoltas
Boca y Argentinos Juniors.

Ahora tendrá otros seis juegos por delante para intentar sostenerse en lo más alto: recibirá a
Central Córdoba (SdE) el próximo domingo; visitará a Unión el domingo 9 de febrero; jugará con Banfield en el Monumental el domingo 16; se medirá con Estudiantes en La Plata el domingo 23; y todo culminará ante Defensa y Justicia de local y Atlético Tucumán de visitante, con días y horarios a confirmar. Y el Muñeco y sus dirigidos lo saben: recuperar la fortaleza en casa es la gran prioridad para seguir soñando con la corona.

De visitante le sienta bien

Serán tres partidos en Núñez y otros tres fuera de casa antes del cierre. Paradójicamente, el punto de máxima tensión está puesto en los juegos como local, ya que durante todo el torneo demostró que son los que más les cuesta resolver, con rivales que suelen apostar a resguardarse y contragolpear y le dejan muy pocos espacios para elaborar su habitual circuito de juego. El duelo del domingo frente a Central Córdoba tendrá toda la presión encima: en casa y frente a un equipo de menor jerarquía, tiene todo a su favor para lograr otro triunfo esperanzador. Pero la historia reciente muestra que también hay un estigma a dejar atrás.

La diferencia está a la vista. River acumula tres victorias, una igualdad y cuatro caídas en el Monumental: perdió con Talleres (1-0), Vélez (2-1), Rosario Central (1-0) y San Lorenzo (1-0). Así, solo pudo ganar 10 de 24 puntos jugados en Núñez y
en la hipotética tabla en condición de local se ubica en el puesto 18 de 24, con una efectividad de 41,67% de los puntos conseguidos. No gana como local desde el 29/10/2019, cuando venció a Colón por 2-1. Se trata, entonces, de una doble deuda interna: a los malos resultados en el torneo actual en el Monumental hay que agregarle que el ciclo Gallardo no tiene todavía el título de campeón argentino.


El cabezazo de Suárez será gol: River le ganó a Godoy Cruz en Mendoza y es puntero en soledad
El cabezazo de Suárez será gol: River le ganó a Godoy Cruz en Mendoza y es puntero en soledad Fuente: FotoBAIRES

Frente a eso, su buen torneo se sostiene a partir de los resultados fuera del Monumental, con siete triunfos y dos empates para ser el mejor equipo del torneo
en la tabla visitante: posee un 85,19% de efectividad, muy por encima del 58,33% de Boca, el segundo mejor. Además, atraviesa su mejor racha de los últimos 20 años con 15 encuentros sin perder como visitante (11 victorias y cuatro igualdades, con 35 goles a favor y 12 en contra) y, de los últimos 26 juegos en esa condición, solo perdió dos, con 17 éxitos y siete empates.

Los últimos dos traspiés fueron consecutivos: el 19 de octubre de 2018 ante Colón por 2-0 y el 3 de noviembre de 2018 con Estudiantes por 1-0, ambos en la pasada Superliga. A partir de ahí, comenzó la serie de 15 sin perder con un 4-0 a Godoy Cruz el 30 de enero de 2019. Luego siguió con Vélez (2-1), Rosario Central (1-1), Banfield (1-1), Atlético Tucumán (1-0) y Talleres (2-0) en la pasada Superliga; y, en el presente torneo, continuó con Argentinos Juniors (1-1), Racing (6-1), Huracán (4-0), Gimnasia (2-0), Arsenal (3-3), Aldosivi (2-1), Newell’s (3-2), Independiente (2-1) y Godoy Cruz (1-0).

Se trata de la mejor racha en 20 años. La última similar se dio entre 1999 y 2000, cuando alcanzó 19 juegos sin derrotas como visitante entre los ciclos de Ramón Díaz y Américo Rubén Gallego. Se inició el 10 de octubre de 1999 con un triunfo por 2-0 sobre Gimnasia y Esgrima de Jujuy y se cortó el 1° de octubre de 2000 con una derrota 1-0 con Chacarita.

River es líder absoluto. Lo buscó y lo consiguió. Ahora, tendrá que trabajar para sostener la distancia en los partidos que restan y poder soñar firmemente con el título. Para eso, está obligado a potenciar sus números en el Monumental. Por fuera de las estadísticas, puede aferrarse a una realidad: el equipo demuestra su vigencia con fútbol, valentía y carácter.

De rachas y el pagaré local que pretende saldar Gallardo


En su último partido como local en el torneo, River perdió ante San Lorenzo, el 8 de diciembre
En su último partido como local en el torneo, River perdió ante San Lorenzo, el 8 de diciembre Fuente: LA NACION – Crédito: Mauro Alfieri

Cinco años, dos meses y tres días. Ese es el tiempo que estuvo River sin poder ser líder en soledad del torneo local. El dato sorprende y refleja lo que han sido los últimos años del equipo de Gallardo: frente a un calendario repleto de competencias, ha optado por inclinarse de lleno a los torneos internacionales o a las copas nacionales que siempre lo tuvieron como protagonista. Hasta que ahora vuelve a tener una oportunidad de oro.

Más allá de que es uno de los títulos que faltan en el amplio palmarés del técnico Gallardo, quien acumula 11 coronas en menos de seis años, en River se evita hablar de «cuenta pendiente» y se apunta directamente al deseo de terminar con la sequía: el último campeonato local logrado fue el
Torneo Final 2014, justo antes de la salida de
Ramón Díaz que derivó en la llegada del Muñeco. Por eso, aunque la actual situación parezca normal, el Millonario no era líder absoluto desde noviembre de 2014. Un tiempo que parece demasiado prolongado para un equipo tan consolidado.

En aquel
Torneo Transición 2014, el primero del ciclo Gallardo, River se mantuvo en la cima desde la quinta hasta la decimosexta fecha para llegar al cierre como el gran candidato junto a Racing. Pero
el 23 de noviembre, en la decimoséptima jornada, perdió 1-0 con suplentes frente a la Academia y resignó la punta, con la mirada puesta en la serie superclásica por las semifinales de la Copa Sudamericana. Luego, el equipo de Avellaneda fue campeón.

Esta vez, enfocado al máximo en la Superliga, la situación es muy diferente: con 33 puntos, los escoltas Argentinos Juniors y Boca suman 30 y luego aparecen Rosario Central, Vélez y Lanús con 29 unidades, delante de Arsenal (28), Racing (27) y San Lorenzo (27). Quedarán seis fechas intensas, decisivas y a puro vértigo para definir al campeón entre varios candidatos.

Ahora bien, ¿cuántas fechas estuvo el equipo de Gallardo puntero en estos casi seis años de competencia? Un total de 21, ya sea en soledad o en compañía, en los 165 encuentros que disputó en siete torneos diferentes. Fueron 13 en el Torneo Transición 2014 (fecha 1 y entre la 5 y la 16); tres en el Torneo Primera División 2015 (fechas 1, 9 y 10); las tres iniciales del Torneo de Primera División 2017/18; y las dos en la actual Superliga.


El gol de Racing ante River, en el partido decisivo del torneo local que River estuvo más cerca de ganar en el ciclo Gallardo: el Transición 2014
El gol de Racing ante River, en el partido decisivo del torneo local que River estuvo más cerca de ganar en el ciclo Gallardo: el Transición 2014 Fuente: Télam

Además del subcampeonato en el Transición 2014, el equipo de Gallardo también fue segundo en el Torneo Primera División 2016/17 que ganó Boca, aunque siempre corrió de atrás y no pudo alcanzar a su máximo rival, pese a una gran remontada en el cierre del torneo que le permitió soñar con arrebatarle el título. Finalmente culminó como escolta junto a Estudiantes con 56 puntos, a siete del Xeneize.

Luego, los números no son demasiado positivos en el resto de los campeonatos disputados: fue noveno en el Torneo 2015; noveno entre 15 equipos de la Zona 1 del Transición 2016; octavo en el Torneo 2017/18; y cuarto en la Superliga 2018/19.

¿Podrá el River de Gallardo conseguir el adeudado título en su séptimo torneo local? Hoy todo está en sus manos para romper la racha y dejar atrás una vieja cuenta pendiente.

ADEMÁS

Related posts

«Me robaron el celular y sé dónde está, pero la policía me pide que vaya yo al lugar»

admin

El campo hará otro tractorazo: el martes en Pergamino

admin

Los primeros pasos de Fabiola Yáñez como primera dama

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad