Argentina

«¡Mami, comprame un celu!». Los chicos argentinos tienen teléfono desde los nueve años y lo reclaman desde los siete


Crédito: Shutterstock

Primero, fue el problema de la remera: Sofía, que tenía 9 años, no se enteró de que sus compañeras se habían puesto de acuerdo para ir todas vestidas de verde cupcake al cumple de Zoe. Después, se perdió la pijamada de con sus mejores amigas. «Lo pusimos en el grupo de Whatsapp», se disculparon. Pero cuando faltó y no se enteró de la prueba de Sociales, se produjo es estallido. «Todo por no tener un celular. Soy la única «. Sofía Spotorno bramaba enojada, que la causa de todos sus males era que los padres se negaban a darle un teléfono. El argumento los desarmó: «me quedo afuera de todo», dijo. Erica y Ramiro, los papás, le pensaron mejor. Y finalmente accedieron a darle el teléfono viejo de la mamá. «No queríamos que tuviera uno hasta la secundaria, pero los tiempos cambiaron», reconoce Erica, aunque ahora, un año después vive preocupada por la vida de su hija en las redes. «Está todo el día con el celular», reconoce.

Antes de los 9 años y por presión social así es cómo llega a manos de los niños argentinos el primer celular de sus vidas. De hecho, la Argentina es el país de América latina donde más temprano se da un celular a los chicos, según surge de un informe conjunto que elaboraron Unicef y Google, que se difundió esta mañana. Otros estudios indican que
los chicos argentinos son usuarios pesados de Whatsapp: Los preadolescentes argentinos se caracterizan por ser grandes usuarios. Pasan unas cinco horas y media diarias frente a la pantalla y el 60% dice que usa habitualmente el Whatsapp. Este número supera en 17% al promedio regional, en el que el 43% de los menores de 13 es usuario de esa plataforma.

»
En Argentina, le damos el celular a una edad muy temprana, más que en ningún otro país de la región (9.1 años promedio)», señala el informe, que se hizo a partir de distintos relevamientos hechos entre docentes padres y adolescentes con motivo del Día de Internet Segura.

Pero el pedido de los chicos llega mucho antes: a partir los siete años o menos, los chicos argentinos se ponen insistentes con sus padres en el pedido de un teléfono propio. «En el 46% de los casos,
los niños empiezan a pedir el dispositivo a los 7 años o menos«, asegura el informe de Unicef- Google.

«La edad a la que se accede al primer dispositivo sigue bajando, y ya está cercana a los nueve años», explica Marcela Czarny, de la ONG Chicos.net, que se dedica a investigar y a concientizar sobre la dimensión de la vida virtual de los chicos.

«Pero la edad y las horas no son lo importante. En la vida de los adultos también aumentó la exposición frente a las pantallas.
La pregunta que hay que hacerse es para qué le damos un celular a un chico. Tenemos que trabajar el uso crítico. Hagamos un test, en familia de si vale la pena comprarlo. ¿El chico es autónomo, resuelve situaciones por si solo? ¿Se lo damos porque se queda afuera del grupo de pertenencia? ¿Se puede comunicar conmigo de otra forma? ¿Se lo doy porque yo me compré otro y me da culpa que este todavía sirva? Si se lo doy ¿le pongo condiciones y términos de uso? ¿hablamos de qué responsabilidad implica para cada uno tener un celular», pregunta Czarny.


Paola Pandullo, hace dos años le dio un el celular de su hija Guadalupe
Paola Pandullo, hace dos años le dio un el celular de su hija Guadalupe Fuente: LA NACION – Crédito: Fabián Marelli

Hay otros datos que resultan llamativos de la encuesta de Unicef: Los padres en Argentina son los que menos se capacitan de la región en temas de seguridad en internet, según el informe de Unicef. El 62% no se capacita, directamente. Además, las reglas que imponen los padres a la vida digital de sus hijos también suele ser bastante difusa.

«Los padres que tienen reglas estrictas sobre el uso diario de los dispositivos afirman que más del 30% le permiten navegar más de 3 horas por día. Somos el país que más porcentaje tiene chicos con más de cuatro horas de navegación», dice el informe.

Significa que
los argentinos son los que más chicos reciben su celular y a la vez los que más horas pasan navegando con su teléfono: entre tres y cuatro horas diarias.

Google entrevistó a padres y a docentes y Unicef a los chicos. La encuesta hecha entre los padres indica que la principal razón por la que los padres les dan un celular a sus hijos es por la necesidad de entretenimiento y de seguridad, en ese orden. El 26% de los padres dijo que le dio un celular a su hijo para que juegue y vea videos, entre otras actividades y un 23% contestó que era por razones de logística y seguridad familiar. El dispositivo, se explicaba ayuda a los padres a saber dónde están sus hijos cuando no están con ellos. El de menor impacto, dice el informe es la presión social de los compañeros, que es un 5%. De todas formas, los especialistas apuntan que la presión social está subvalorada.

Heavy users de Whatsapp

Ya el año pasado, otro un estudio que hizo la consultora Voices! y WIN (World Independent Network) a nivel regional y que incluyó casi 5000 encuestas a padres en la Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Ecuador, Estados Unidos, México y Perú, indica que los chicos argentinos son de los que más consumen tiempo en su celular.

Mientras a nivel regional uno de cada cuatro chicos tiene su propio celular antes de los 13 años, en la Argentina es uno de cada tres. Es más: antes de los 9 años, el 22% de los argentinos tiene su propio celular, mientras que el promedio del continente es el 14%. Entre los 10 y los 13 años, la mitad de los chicos nacionales ya tienen su teléfono, en cambio en la región es uno de cada tres.

También el uso de WhatsApp de los chicos argentinos supera ampliamente al promedio de la región. Los preadolescentes argentinos pasan unas cinco horas y media diarias frente a la pantalla y el 60% usa habitualmente el Whatsapp, (contra el que el 43% de los menores del resto del continente).

Además, uno de cada cuatro chicos menores de nueve años (26%) usa frecuentemente el WhatsApp. En la región es el 15%.

La digitalización de los chicos argentinos ocurre a través del celular: uno de cada cuatro chicos es propietario de un teléfono inteligente antes de cumplir los nueve años: el mismo porcentaje que en Estados Unidos y algo menor que en Chile (29%). En cambio, apenas el 6% de los chicos de esa edad tienen su propia computadora y el 52% accede a una de uso compartido.

En el país algo que si bien es una tendencia mundial, según los especialistas cuando ese dispositivo tiene acceso a internet las 24 horas, refuerza la dependencia e incrementa el tiempo de exposición a la pantalla.

ADEMÁS

Related posts

Accidente en la ruta 2: el viaje de los 43 chicos con el sueño de conocer el mar que se convirtió en la peor pesadilla

admin

Radio La Red se rearma y busca su primera mañana

admin

Suspendieron Rayo Vallecano vs. Albacete por insultos a un jugador ucraniano

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad