Argentina

Carlos Spencer, el apertura de los 33 puntos en la caída Puma del 97, ahora elogia el juego de Jaguares


Carlos Spencer y su patada durante un partido de los All Blacks con los Wallabies Crédito: Reuters

El 21 de junio de 1997 es una fecha amarga para el rugby argentino. Aquel día, en el Athletic Park de Wellington,
los Pumas perdieron 93-8 contra Nueva Zelanda en lo que fue la peor derrota de la historia. Catorce tries en contra, 85 puntos de diferencia y el cuento de que el capitán de los All Blacks, Sean Fitzpatrick, le pidió al árbitro que terminara el partido antes para no llegar a los cien puntos. Si bien ya participaba del seleccionado neozelandés desde hace dos años, esa tarde, a los 21 años y con la camiseta número 10, debutaba oficialmente con la camiseta negra
Carlos Spencer.

La Argentina sufrió la calidad de un jugador que dejó su huella. Fueron 33 puntos, producto de dos tries, un penal y diez conversiones. En total, Spencer jugó 35 partidos para los All Blacks y anotó 291 puntos. Habitual suplente de Andrew Mehrtens, su ingenioso estilo de juego despertó simpatías hasta de sus rivales. El público argentino no llegó a disfrutar esa calidad de cerca ya que nunca jugó un partido en el país. Tal vez por eso Spencer fue de los más solicitados el último sábado en la cancha de Vélez cuando Hurricanes, equipo del cual es entrenador asistente desde el año pasado, venció a Jaguares por 26-23 por la segunda fecha del Súper Rugby. Con la pechera de aguatero, siguió las acciones desde el borde del campo y entró a dar indicaciones cada vez que el juego se cortó.

Spencer pasó unos minutos por la zona mixta después del partido mientras lo aguardaban para regresar al hotel. Con gesto serio pero muy amable, le dio la mano a cada uno de sus interlocutores y se sacó fotos con quienes se lo pidieron. «Necesitábamos ganar, no importa cual fuera la diferencia. Fueron semanas muy largas para nosotros, estábamos algo decepcionados y venir a Buenos Aires era un desafío difícil. El equipo sabía que tenía que mostrar carácter y actitud y por suerte lo demostró en el segundo tiempo», comentó el ex apertura. Hurricanes llegaba después de perder contra Stormers 27-0 y, más allá de ganar, lo importante era cambiar la imagen.

-Te toca seguir el partido de cerca. ¿Qué aporte hacés cuando entrás?

-Trato de mantenerlos calmados y que crean en la estructura y en el plan de juego que armamos. Nos costó y nos llevó 60 o 70 minutos, pero al final conseguimos dos tries muy buenos que nos aseguraron el triunfo.


Jaguares mereció los elogios de parte de Spencer
Jaguares mereció los elogios de parte de Spencer Fuente: LA NACION – Crédito: Mauro Alfieri

-¿Cómo viste a Hurricanes?

-Estamos contentos, fue un partido muy duro y jugamos contra un gran equipo de Jaguares. Lo que más destaco de nuestro lado fue el carácter que mostramos. Hubo momentos donde estuvimos atrás y supimos salir adelante. En términos de juego y de estructura, todavía nos queda mucho por trabajar, pero haber ganado acá y por el carácter que demostramos es tremendo. Seguramente nos servirá para la confianza y eso nos llevamos para Nueva Zelanda.

-¿Cómo se prepararon después de la derrota en Cape Town?

-Es un torneo muy largo. No arrancamos de la mejor manera y estábamos muy decepcionados por cómo jugamos. Sabíamos lo que teníamos que arreglar y lo más importante en la semana fue tratar de mantenernos positivos y buscar ajustar los detalles.

Si Spencer dice que el torneo es largo hay que creerle porque lo conoce como pocos. Así como el 97 fue histórico desde lo personal, un año antes fue parte de un hecho trascendental para el rugby. El 1 de marzo de 1996 jugó, para Auckland Blues, el primer partido en la historia de este torneo, cuando todavía era Súper 12. El rival de aquel día fue. Hurricanes.

Con compañeros como Zinzan Brooke, Tana Umaga, Christian Cullen y Jonah Lomu, entre otros, se quedaron con el título. La gesta la repetiría al año siguiente y también en 2003. Acá la historia entre Spencer y la Argentina se vuelve a cruzar, de alguna manera, ya que fue Graham Henry el que lo descubrió y lo llevó a Auckland. También fue Henry el que, en 2004, lo retiró de los All Blacks. El propio Henry que, entre 2012 y 2013, un año después de salir campeón como Head Coach de Nueva Zelanda, asesoró al cuerpo técnico de Los Pumas.

Jaguares visitó a Hurricanes en mayo del año pasado, mucho antes de que fueran considerados candidatos serios al título. El equipo de Gonzalo Quesada llegaba de perder por poco ante Highlanders y el 28-20 para la franquicia argentina fue un verdadero cimbronazo para el torneo. Spencer ya formaba parte del cuerpo técnico de Hurricanes.

-Enfrentaste dos veces a Jaguares. ¿Qué podés decir de ellos?

-Nos ganaron muy bien allá. Creo que Jaguares es un gran equipo al que le gusta mucho jugar al rugby. Les gusta mucho mover la pelota y cambiar el punto de contacto. Tienen un muy buen offload y sabíamos que iban a ser muy peligrosos. Un poco nos rompieron y tuvimos que luchar en defensa. Deben estar decepcionados pero seguramente se levantarán rápido y tengan buenos resultados de acá en adelante.

ADEMÁS

Related posts

Gastón Soffritti contó cuál fue su momento más difícil en la época de Patito Feo

admin

Como sus hijos no quisieron ir de viaje, salieron de excursión con el módem

admin

Boca-Argentinos: prohíben a los hinchas ingresar a la Bombonera con caretas de Riquelme

admin

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar LEER MÁS

Políticas de Privacidad